Ejercicio durante el embarazo: bebés con un corazón más sano

Deporte en el embarazo
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

Hacer o no deporte durante el embarazo: esa es la cuestión. Hasta hace poco se pensaba que realizar ejercicio durante el embarazo era perjudicial para la salud de la mujer y el feto, pero está demostrado que las mujeres que realizan ejercicio tienen mejor circulación sanguínea y más oxígeno en el cuerpo. Esta práctica, además, favorece que desarrollo del corazón del bebé. 

Está probado que la práctica de ejercicio durante el embarazo beneficia la salud de la mujer embarazada, así como la preparación y recuperación tras el parto. Aun así, menos de la mitad de las mujeres embarazada practican deporte de manera regular y adaptado a sus necesidades.

Bebés con un corazón más sano = ejercicio en el embarazo

Un relevante estudio publicado por los investigadores de Kansas City University of Medicine and Biosciences sostiene que realizar ejercicio durante el embarazo no solo es bueno para la madre, sino también para el feto, ya que fortalece su corazón.

Que un bebé cuente con un corazón más fuerte se traduce, entre otras cosas, en un menor sufrimiento durante el parto, reducción de las taquicardias y una mejor salud.
Aunque aún se desconoce la causa concreta por la que el feto recibe los beneficios del ejercicio materno, el estudio mencionado apunta a que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte (las endorfinas), traspasarían la placenta durante la actividad física, favoreciendo el desarrollo del corazón del bebé.

5 beneficios de hacer ejercicio si estás embarazada

Algunos de los ejercicios más frecuentes que realizan las embarazadas son los llamados de bajo impacto, como el pilates o la natación.

Realizar una actividad física durante el embarazo tiene muchos beneficios sobre la salud del feto y de la madre, pero no todos los deportes son adecuados durante esos 9 meses. Antes de ponerse a realizar un deporte es importante conocer el punto de partida y el estado físico de la madre. "Antes de aventurarse a realizar ejercicios durante la gestación, sean valoradas por un profesional sanitario cualificado para ello. Éste será el encargado de diseñar los ejercicios terapéuticos más apropiados para cada mamá", sostiene Flor María Trujillo, fisioterapeuta obstétrica y osteópata.

Entre los principales beneficios de realizar una actividad deportiva, la experta destaca que ésta práctica ayuda a:

1.  Aliviar las molestias que se derivan del crecimiento del bebé. A medida que el bebé va ganando peso, la espalda de la mujer se ve obligada a soportar esos kilos extra y el deporte específico ayuda a cuidar su espalda y fortalecer la musculatura de todo el cuerpo.

2.  Ayuda a que a la madre descanse mejor

3.  Reduce el riesgo de depresión gestacional o postparto

4.  Ayuda a controlar el peso durante el embarazo

5.  Reduce el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, diabetes o de sufrir un parto prematuro debido a la obesidad o el aumento de peso excesivo durante esa etapa.

"En este punto es muy importante no obsesionarse. Nuestro cuerpo va a cambiar y es lógico aumentar de peso. Tenemos que aceptarlo siempre que sea con moderación. Hoy en día vemos en redes sociales como hay madres que se obsesionan con no engordar durante esos meses. La pregorexia es la anorexia durante el embarazo y este trastorno surge de la necesidad de no aumentar de peso durante la gestación. Para ello, la futura madre pone en marcha dietas extremas y ejercicio exagerado, lo cual repercute de manera muy negativa en la salud de la madre y el bebé", afirma Trujillo.

Por otro lado, realizar deporte durante los 9 meses previos a la llegada de un bebé contribuye a "disminuir no sólo los dolores si no a fortalecer y generar una mayor elasticidad de la zona del abdomen y la pelvis, y por lo tanto el cuerpo está mejor preparado ante el momento del parto", afirma la doctora Trujillo.

La fisioterapeuta obstétrica y la matrona te ayudarán a saber qué posturas de dilatación son correctas, además de la correcta colocación de la pelvis para la hora del parto.

Los beneficios de hacer deporte supervisado por un especialista durante el embarazo son amplios y probados y afectan además, al futuro bebé, pero no deberían finalizar una vez se ha dado a luz. Hacer ejercicio tras el parto favorece la posterior recuperación de la forma física de la madre, pero hay que tener cuidado con el tipo de ejercicio que se realiza y cuándo volver a practicarlo.

Doctora Flor María Trujillo. Diplomada en Fisioterapia, C.O Osteopático y experta en el cuidado por y para la mujer.

Te puede interesar:

- La gimnasia hipopresiva, lo último para una tripa plana tras el parto

- La presencia del deporte durante el embarazo

- Fitball, el balón medicinal que te pone en forma

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.