Molestias lumbares en el embarazo

Molestias lumbares en el embarazo
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El esquema corporal de la mujer en la gestación va modificándose a medida que el embarazo avanza. Al producirse un mayor aumento de peso en la parte anterior de nuestro cuerpo, la musculatura de la parte baja de la espalda tiene que reaccionar para preservar nuestro equilibrio.

A medida que avanza la gestación, la mujer embarazada va modificando su estructura musculoesquelética y cambia incluso hasta su forma de andar, echando su cuerpo hacia delante y abriendo un poco las piernas, lo que puede producir molestias lumbares en el embarazo.

La columna vertebral se modifica en el embarazo

En principio, podemos pensar que el embarazo conlleva un aumento de la curva lumbar, llamada hiperlordosis en terminología técnica, y que este aumento de la curvatura es el responsable del aumento de sobrecarga muscular que produce molestias lumbares en el embarazo. Pero esto no siempre es así. Hay mujeres embarazadas que efectivamente ven aumentada su curvatura lumbar debido al crecimiento del útero en la gestación, pero hay otras mujeres en las que la curvatura no sólo no se ve aumentada, sino que por el contrario disminuye, y la columna se vuelve más recta. Es importante saber que tanto el exceso de curvatura como el defecto de la misma pueden ser molestos para la columna.

Por tanto, es normal observar cómo un aumento de curvatura lumbar aumenta el apoyo en la parte posterior de las vertebras y la apertura por delante. Mientras que, si la columna se rectifica, es decir, se vuelve más recta, la presión en la parte anterior de la vértebra se hace mayor.

La columna vertebral debe tener unas curvas fisiológicas, y tanto el exceso como el defecto de las mismas pueden alterar la estática muscular. El hecho de pasar de una posición a la contraria sin dificultad es signo de una buena elasticidad muscular, que protege a la embarazada de dolores a nivel lumbar. Sin embargo, si las tensiones son fuertes es difícil (e incluso, a veces molesto o doloroso) movilizar la columna lumbar en ambos sentidos.

Para evitar las molestias y los dolores en la zona lumbar durante el embarazo es fundamental hacer ejercicios de manera regular para mantener la flexibilidad y la movilidad de la columna vertebral.

Ejercicio para evitar el dolor lumbar en el embarazo

El siguiente ejercicio que te proponemos te ayudará a mantener en forma el tono muscular de la espalda para evitar molestias lumbares.  Ejercicio: sentada sobre la pelota de Pilates, haz círculos con la pelvis en ambos sentidos alternativamente, intentando no sobrecargar otras partes de tu cuerpo al hacerlo como pueden ser los hombros o el cuello. Una vez que hemos realizado 8-10 giros en cada sentido, botamos sobre la pelota, como si nos elongasen del cuello hacia arriba.

Los beneficios de realizar este tipo de ejercicio:  
1.   Contrarrestarás el exceso de tensión de la musculatura que esté trabajando en exceso en cada caso (ya sea la que esté aumentando o anulando la curva lumbar), y con ella disminuirán los dolores musculares
2.   Activarás la musculatura profunda de la columna y la musculatura de la faja abdominal. Es decir la musculatura "buena"  de la columna, que es la encargada de mantener una buena posición lumbar y pélvica, y protegerás los discos intervertebrales del aumento de peso.
3.   Contribuirás al mantenimiento de la movilidad de la pelvis y de la columna vertebral que de forma natural tiende a perderse según avanza el embarazo, por aumento de las tensiones musculares. Esta movilidad será importante no sólo en el embarazo, sino también en el parto y posparto.

Lorena Gutiérrez Fernández. Fisioterapeuta y Educadora de Masaje Infantil
FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás"

Te puede interesar:

- La ciática en el embarazo

- Estiramientos para el dolor lumbar en el embarazo

- El dolor lumbar en el embarazo y sus causas

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.