Trucos de belleza posparto

Belleza posparto
ISTOCK

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de felicidad y alegría. Sin embargo, la enorme alteración hormonal, la falta de sueño y el agotamiento que supone cuidar a un recién nacido hace que la piel se resienta. No obstante, sentirse guapa después del parto es posible siguiendo estos consejos.

Cada mujer es distinta y cada embarazo un mundo, pero son muchas las preocupaciones que comparten las madres tras dar a luz a su bebé. Unas preocupaciones que pueden ser lidiadas con una buena rutina de belleza diaria y tratamientos estéticos adaptados a las necesidades de cada cuerpo.

Pérdida de peso en el posparto

La primera de todas estas es la pérdida de peso. Durante el embarazo las mujeres ganan entre 9 y 15 kilos. Parte de estos kilos se pierden en el momento de dar a la luz, aunque muchas mujeres muestran una mayor dificultad a la hora de recuperar la figura que tenían antes del embarazo. En esta situación no es necesario desesperarse, lo mejor es acudir a un dietista-nutricionista que evalúe el estado nutricional y, en base a este, diseñe un plan de alimentación óptimo para cada mujer y sus necesidades. Además, no puede faltar una buena rutina de ejercicio semanal, que incluya un plan de gimnasia hipopresiva específica para el abdomen, si verdaderamente se quiere perder de vista esos kilillos que se han ganado durante el embarazo.

Luchar contra la flaccidez

Unido al aumento de peso, la flacidez pasa a convertirse en otro de los grandes quebraderos de cabeza tras el parto. Una forma de prevenir la falta de elasticidad de la piel es hidratarla a lo largo del embarazo, aunque en algunas ocasiones la flacidez es inevitable. En estos casos, muchas mujeres apuestan por tratamientos específicos para reafirmar la piel y que ésta recupere su estado previo al embarazo.

El uso de cremas reafirmantes durante y después de la gestación, contar con una rutina de ejercicios básica e incluso hacer uso de aplicaciones móviles de entrenamiento son algunas de las opciones para recuperar la elasticidad y el tono muscular. Por otro lado, existen numerosos tratamientos reductores que facilitan la remodelación del cuerpo, el más popular de ellos es la cavitación, ya que acaba con la grasa localizada a través de la rotura de las células grasas gracias a la gran presión que ejerce las ondas ultracavitacionales, por lo que de forma indolora este tratamiento ayuda a recuperar la firmeza perdida durante los últimos 9 meses.

El cuidado del pecho durante la lactancia

El cansancio propio del posparto

El cuidado de los senos a lo largo del embarazo es imprescindible, ya que se trata de la fuente de alimentación del bebé. La piel de esta zona es muy delicada, por lo que deberá ser tratada con productos hidratantes que no irriten la piel. Además, debido a la lactancia la firmeza del pecho puede verse resentida, por lo que el uso de reafirmantes es un imprescindible en la rutina de belleza tras el parto.

El cansancio acumulado en el posparto

La llegada de un bebé en casa siempre es motivo de falta de sueño, debido a que las noches son muy largas y dormir se convierte en un lujo. Esto se traduce en una apariencia cansada y el rostro muestra una clara falta de luminosidad. Los 20 o 30 minutos para maquillarse cada mañana se vuelven todo un reto, por lo que para conseguir recuperar el efecto "buena cara", sin dejar de lado al bebé, lo mejor es optar por productos todo en uno, como son los aceites secos o las cremas con color que hidratan al tiempo que igualan el color del rostro. Las hormonas influyen de manera directa en la aparición de acné o incluso manchas en la piel, por lo que limpieza, hidratación y la aplicación de protector solar no se debe pasar por alto.

Cuidados específicos para tu cabello

No solo la piel se ve alterada después del embarazo, también el cabello sufre en el posparto, ya que en muchas ocasiones se ve quebradizo y sin brillo. Una vez más la hidratación juega un papel clave. Además de usar champús y acondicionadores libres de parabenos, las mascarillas caseras a partir de aceite de oliva, coco o aguacate pueden ser una opción natural y efectiva para que el pelo recupere su textura original y el brillo.

La maternidad está llena de alegrías y momentos bonitos y aunque, en ocasiones, la piel, el cabello y el rostro puedan verse afectados apostar por productos y tratamientos de belleza específicos, así como recurrir a trucos de belleza tradicionales, son la mejor opción para aquellas mamás que no deseen renunciar a su imagen.

Carmen Díaz. Directora del centro de estética Germaine Goya

Te puede interesar:

- Cinco trucos para sentirte guapa después del parto

La gimnasia hipopresiva, lo último para una tripa plana tras el parto

Sin dormir, ¿hasta cuándo podemos aguantar?

- 10 cambios que experimentará tu cuerpo después del embarazo

- 6 consejos para un cabello bonito

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.