Deportes recomendados para niños de Preescolar

Deportes recomendados para niños de preescolar
Foto: IMG IMAGE Ampliar foto
correo

El objetivo de los deportes recomendados para niños de preescolar, es decir, de los 3 a los 6 años, es el desarrollo de determinados hábitos mentales y algunas habilidades físicas, y por qué no, el aprendizaje de los valiosos valores del deporte. Por este motivo, es aconsejable que el niño se aficione a varias actividades en lugar de encasillarse en una sola.

Animar a nuestro hijo a practicar un deporte determinado no quiere decir que renunciemos, en ningún momento, a actividades tan sanas como ir al parque, por ejemplo. Allí, no sólo podrá correr y moverse a su gusto (lo cual también es deporte) sino que además, podrá aprovechar para practicar otros ejercicios como son montar en bicicleta, jugar en los columpios, etc.

Del mismo modo, tampoco debemos renunciar a ejercicios tan sencillos y accesibles como caminar o correr. En el campo o en algún espacio abierto, estas actividades le permitirán desarrollar los músculos de las piernas. Y para animarle a correr, nada mejor que llevar una pelota u organizar carreras. Al principio, evidentemente, tendremos que tener algo de paciencia, pues sus pasos no serán demasiado coordinados. Para ayudarle a progresar rápidamente trataremos de escoger terrenos lo menos irregulares posible. De este modo, al cabo de un tiempo, no sólo caminará de una forma más rítmica, sino que además, lo hará con mayor soltura.

Deportes recomendados para niños de 3 a 6 años

Existen un gran número de deportes recomendados para niños de preescolar que nuestro hijo puede practicar a partir de los tres años. Entre ellos, destaca:

- La natación, principalmente porque ayuda a la coordinación  y a fortalecer los músculos del cuerpo en general.
- La gimnasia, muy positiva, sobre todo porque ayuda a afinar la propia percepción sensorial.
- El judo, un deporte considerado como una de las actividades más atractivas para los niños y las niñas de 4 a 6 años, dado que pueden descargar mucha energía y entablar amistad con otros chicos de su edad.
- La danza. Aporta armonía, ritmo y equilibrio, además de ayudar a que nuestro hijo o hija aprecie la música.
- Los juegos de balón, que son muchos, proporcionan una mayor coordinación visual-motora.

Aprendiendo las reglas del juego

La práctica de deportes no sólo ayuda a que nuestros hijos se entretengan con actividades físicas, descarguen energía y favorezcan su salud. Además, el deporte puede enseñar valores como el compañerismo o el respeto a unas reglas. El descubrimiento de unas normas es un avance muy importante, tanto en el desarrollo moral como social del niño. Las reglas no se ven como una mera coacción exterior, sino como algo libremente aceptado por todos, como un reglamento común al que se someten todos de forma voluntaria. El niño descubre así la necesidad de ajustar su comportamiento a normas objetivas y aprende a sacrificar sus gustos e intereses personales en beneficio del grupo. Los niños se toman muy en serio estas reglas, y podemos comprobar que se llegan a enfadar muchísimo si ven que éstas se rompen o que se hacen trampas: la camaradería es incompatible con la mentira o el chivatazo.

El respeto a las reglas despierta en el niño de estas edades el sentido de la justicia, la lealtad, el orden el derecho y el deber. Los grupos de juegos se rigen por normas morales que con el tiempo se convierten en una especie de código de honor. Por eso, el respeto a las normas permite desarrollar virtudes de convivencia y fomentar sentimientos altruistas.

No obstante, conviene de vez en cuando explicar a nuestro hijo por qué hay que respetar dichas reglas y enseñarles a ganar y a perder -no humillar a los otros cuando ganan y a no enfadarse con ellos cuando pierden- y decirles no sólo que ése es el comportamiento correcto, sino también el único modo de llegar a tener compañeros, primero, y amigos después. Él entiende perfectamente que los que no juegan limpio "caen mal".

¿Qué actividades pueden realizar los niños de Preescolar?

Según la edad en la que se encuentre el niño o niña, podemos proponerle las siguientes actividades:

A los 3 años:
- Bailar.
- Correr.
- Bicicleta con ruedines.

De 4 a 6 años:
- Bicicleta.
- Patines.
- Fútbol.
- Encestar pelotas.
- Jugar al ping-pong.
- Ballet o gimnasia rítmica.
- Judo.
- Kárate.
- Caminar por la montaña.
- Juegos de habilidad: manuales, de puntería, etc.
- Saltar a la comba.

Consejos para padres

- Pregunta a tu hijo qué deporte le gusta o interesa, así le costará mucho menos introducirse en la dinámica de hacer ejercicio.

- Más que una disciplina, el deporte a estas edades debe ser un juego. Procura no presionar a nuestro hijo en ningún momento.

- Es más sencillo aficionar al niño a un deporte de equipo que a uno individual. Para el pequeño es un aliciente el poder estar en contacto con otros niños y niñas de su edad.

- No centres al niño en un solo deporte. Cuantas más actividades realice ahora, mayores oportunidades tendrá cuando sea mayor para decantarse por uno u otro deporte.

- Aprovecha los fines de semana para quedar con amigos o familiares con niños de la misma edad que nuestro hijo. De este modo organizarás con mayor facilidad actividades deportivas ideales para que todos los pequeños se diviertan. Es una buena ocasión para que jueguen a deportes de equipo.

Luis Daniel González, licenciado en Ciencias Físicas.

También te puede interesar:

- Actividades extraescolares deportivas

- Actividades extraescolares

- Cómo elegir el deporte para tu hijo

- Competición escolar: el papel de los padres

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.