Primeros platos: normas del buen comer

Cómo se comen los primeros platos
ISTOCK

Aunque los espárragos, las tostadas, los mariscos y otras muchas sabrosas recetas, son comunes en nuestra dieta, lo cierto es que no todo el mundo conoce la forma más elegante de hincarles el diente. La educación en la mesa es una de las primeras cosas que tratamos de enseñar a los niños. Empezamos con los primeros platos, ¿cuchara o tenedor?

Primeros platos, ¿cómo se comen?

Sopas y consomés 
Se toman siempre con cuchara, salvo la parte final, que podemos beber directamente de la taza. Si tiene tropezones, los cazaremos con la cuchara. Si se trata de piezas más grandes o duras, debemos dejarlas en la taza o plato, y no recurrir nunca al cuchillo o el tenedor. Al terminar, dejaremos la cuchara dentro del plato o en el platillo de la taza, pero nunca dentro de ésta.

Pastas 
Jamás utilizaremos el cuchillo para comerlas. Solo es lícito emplear el tenedor y, si son piezas muy largas sin cortar, hacer rollos ayudados de la cuchara. No debemos sorberlos jamás, y también debemos evitar los rollos demasiado grandes, para que nos quepan en la boca.

Pizzas
En petit comité, podemos coger el trozo con una mano, pero lo correcto es emplear el cuchillo y el tenedor.

Arroz
Se come siempre con tenedor, salvo cuando es caldoso, que podemos emplear la cuchara. Se sirve en plato llano, salvo la paella, que puede tomarse directamente de la paellera. Entre los comensales se trazan unos ejes imaginarios que convergen en el centro de la paellera, de tal forma que cada comensal tiene su " rea", de la que come. Lo ideal es utilizar cubiertos de madera, pues no trasmiten el calor. No debemos condimentar la paella con limón, pues enmascaramos su sabor.

Huevos 
Se comen siempre con tenedor o cucharilla, y jamás debemos emplear con ellos el cuchillo. El huevo pasado por agua lo sacamos de la huevera, damos en la punta unos golpecitos con la cuchara y extraemos el contenido con la cucharilla. Podemos hacer "barquitos" con el pan, siempre que sean trozos pequeños y los saquemos con la cucharilla, no con los dedos.

El huevo frito también se come con el tenedor, pero no debemos mojar el pan o las patatas en la yema a menos que estemos en confianza. En tal caso, lo haremos pinchándolos con el tenedor, pero nunca mojándolo directamente con los dedos.

Teresa García-Morato
Asesoramiento: Benigno Sáez y Antonio Crespillo

Te puede interesar:

Comer con educación: en la mesa, normas claras

10 mitos sobre el consumo infantil de huevos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.