10 mitos sobre el consumo infantil de huevos

10 Mitos Sobre El Consumo Infantil De Huevos
THINKSTOCK

El huevo es un alimento de un alto valor proteíco, esencial en la alimentación de los niños por su importancia en el crecimiento. Sin embargo, durante décadas se ha recomentado un consumo restrictivo de huevos por estar asociado a un alto contenido en colesterol y este incremento suponía un riesgo cardiovascular.

Gracias a las recientes investigaciones sobre el huevo, hoy conocemos que para controlar el índice de colesterol y mantener a raya el riesgo cardiovascular debe prestarse especial atención al consumo en la dieta de grasas saturadas, a la obesidad y al estilo de vida sedentario. 

¿Qué aporta el huevo en la dieta de los niños?

El huevo aporta menos grasa saturada que otros alimentos de origen animal y vegetal, y además, en conjunto, su grasa puede ser valorada como de buena calidad para la salud. Además, contiene otros componentes como la colina y nutrientes antioxidantes, que son beneficiosos por estar implicados en el metabolismo de las grasas.

Los estudios epidemiológicos más recientes no han encontrado un mayor riesgo cardiovascular por aumentar el consumo de huevos y las últimas recomendaciones apuntan a que los adultos sanos pueden consumir hasta 6 huevos a la semana, con una media de un huevo al día. Esta ingesta no incrementa el riesgo de accidente cerebrovascular o cardiovascular.

Los estudios realizados en niños de 8 a12 años señalan que el consumo de 2 huevos al día no modifica negativamente la relación entre el colesterol bueno y el malo. Por tanto, en la población infantil sana se deben evitar restricciones innecesarias de huevo.

10 falsos mitos sobre el consumo de huevos 

1. ¿El huevo engorda?
El huevo no engorda y ayuda en el control de peso, porque aporta pocas calorías y un elevado número de nutrientes. Además, tiene efecto saciante, lo convierte al huevo en un alimento muy útil en dietas adelgazantes.

En los niños, el alto poder saciante del huevo hace que se sientan llenos después de la comida. Por tanto, este alimento evita comer en exceso o una ingesta calórica excesiva, lo que ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad. 

2. ¿Es recomendable tomar huevos en el desayuno?
Incluir huevos en el desayuno de los niños es muy beneficioso porque les ayuda a tardar más tiempo en sentir hambre. Por tanto, evita tomar otros alimentos a media mañana o en el almuerzo y favorece el rendimiento escolar. Los huevos en el desayuno son especialmente recomandables en niños que hacen un desayuno insuficiente o suprimen esta comida.

3. ¿Es conveniente el consumo de huevo en niños enfermos?
Debido a que tiene un elevado valor nutricional y es de fácil digestión, en el caso de los niños enfermos ayuda a mantener una buena nutrición a lo largo de la enfermedad.

4. ¿Se puede superar la alergía al huevo? 
Cuando se detecta un caso de alergia al huevo es preciso suprimir su consumo. Los estudios publicados sobre la evolución natural de la alergia al huevo señalan que tras la supresión del huevo de la dieta del niño, se observa la desaparición de la sensibilización en el 24 por ciento de los pacientes a los 2 años, llegando al 55 por ciento a los 4 años y al 70 por ciento a los 8 años.

5. ¿El huevo es útil en la alimentación de niños inapetentes?
El huevo es un alimento bien tolerado en general por la mayoría de los niños, y apetecible incluso en los que tienen escaso apetito. Además, proporciona muchos nutrientes, ayuda a mantener y mejorar la situación nutricional de niños con falta de apetito o que se resisten a tomar diversos alimentos.

6. ¿Cómo debe cocinarse el huevo?
El huevo cocido se digiere mejor que el frito, ya que no tiene grasa en su preparación. En general, cualquier tipo de cocinado o preparación, además de evitar riesgos microbiológicos, aumenta su valor nutricional, facilitando la digestión de las proteínas y la inactivación de sustancias antinutritivas como la avidina, que bloquea la utilización de la biotina. Recuerda que el huevo es un alimento muy versátil, que puede formar parte de numerosas preparaciones dulces y saladas.

7. ¿Es mejor el huevo moreno que el blanco?
El color del huevo viene determinado por la raza de la gallina que lo ha puesto y no tiene nada que ver con su calidad, valor nutritivo o sabor.

8. ¿Influye el tipo de producción en el valor nutricional del huevo?
Las diferencias en el modo de vida y alimentación de las gallinas suponen pequeños cambios en el valor nutricional del huevo que no son significativos (dependiendo del ambiente y alimentación en cada caso), por lo que no se puede considerar que sea mejor o peor un tipo de huevo respecto a otro en cuanto a su composición nutricional. En la alimentación del niño son igualmente valiosos los huevos convencionales que los camperos o los procedentes de gallinas ecológicas.

9. ¿El huevo afecta a la salud cardiovascular del niño?
Las últimas investigaciones han puesto en evidencia que el huevo se ha relacionado erróneamente con aumentos de colesterol, pero su composición en grasa y otros nutrientes, desmitifican este error. No hay peligro por tomar uno o más huevos diarios, aunque tampoco es aconsejable un consumo excesivo para evitar que se desplace de la dieta a otros productos también necesarios y casi siempre peor aceptados por los niños como las verduras, hortalizas, legumbres... 

10. ¿Es recomendable consumir huevos cuando se hace ejercicio?
Su elevado contenido en proteínas ayuda al crecimiento muscular y a frenar la pérdida de músculo cuando se hace ejercicio intenso o dieta hipocalórica.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Instituto de Estudios del Huevo

Te puede interesar:

- La alergia al huevo ya se supera con inmunoterapia

- El estirón de los niños y su ritmo de crecimiento

- El etiquetado del huevo: el 30% ya lo reconoce

Todo lo que necesitas saber sobre el colesterol en niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.