La alergia al huevo ya se supera con inmunoterapia

La alergia al huevo se supera con inmunoterapia
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El huevo es el alimento que más alergia causa en los niños españoles, con una incidencia de 2,5 % en los primeros 2 años de vida.  En el 76% de los casos aparece antes de los 5 años, en el 12% entre los 5 y los 10 años y en otro 12% entre los 10 y los 15, según datos de un informe presentado por la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

La alergia a los alimentos en general es una de las enfermedades que más impacto social tiene, sobre todo en el ámbito familiar, ya que el peso de la prevención de la alergia a alimentos en niños recae directamente en los padres y en los cuidadores. Además, en el caso del huevo, la prevención no consiste sólo en evitar el alimento en sí, sino que en muchos productos está camuflado y muchas veces no es evidente que han sido elaborados con huevo.

El aumento de las alergias alimentarias

Los pediatras alergólogos han observado un aumento del número de alergias alimentarias en niños en los últimos años, incluso en algunos países se ha duplicado. "Es posible que esto sea debido al cambio en los hábitos alimenticios y de estilo de vida que se han ido desarrollando en el mundo occidental", asegura la doctora Elena Alonso, presidenta del comité organizador del congreso de SEICAP. Si a esto "le unimos la contaminación y modificaciones relativas en la higiene, encontramos que el desarrollo del sistema inmunológico del niño se ve afectado y es más débil ante la aparición de alergias", añade.

¿Qué es la inmunoterapia? Así se puede superar la alergia al huevo

La inmunoterapia es un tratamiento de desesibilización al alimento que consiste en ir pautando dosis de huevo en pequeñas cantidades para superar la alergia. En este sentido, supone un gran avance científico el hecho de que la alergia al huevo ya se supera con inmunoterapia.

La doctora Mª Flora Martín-Muñoz, especialista del Servicio de Alergología del Hospital Infantil La Paz, en Madrid, ha liderado un ensayo clínico de Inmunoterapia oral con huevo para analizar la eficacia y seguridad de este tratamiento. Se trata de un estudio multicéntrico, a nivel nacional, aleatorizado y controlado en el que han colaborado diferentes hospitales de toda España (Hospital infantil La Paz, Gregório Marañón y Hospital Severo Ochoa, de la Comunidad de Madrid; Hospital San Juan de Dios, Vall D'Hebron, Althaia San Juan de Dios de Manresa, de Barcelona; Hospital Carlos Haya,  de Málaga; Hospital General de Valencia y Hospital de Cruces, de Vizcaya).

En el estudio han participado 101 niños  (46 niños y 55 niñas) de entre 6 y 9 años de edad, diagnosticados de alergia persistente al huevo. El 85% de los que siguieron el tratamiento de inmunoterapia oral alcanzaron tolerancia para huevo. Además, esa tolerancia persistía en todos los que siguieron consumiendo huevo según una dieta normal, 6 meses después de interrumpir el tratamiento.

Ventajas de la inmunoterapia oral con alimentos

El tratamiento actual y habitual para un niño con alergia alimentaria es la dieta de exclusión o evitación del alimento en cuestión. Sin embargo, advierte el doctor Antonio Martorell, de la Unidad de Alergología del Hospital General Universitario de Valencia, "no resulta fácil llevarla a la practica con alimentos como el huevo y la leche de vaca que están presentes en gran cantidad de alimentos elaborados, además de la dificultad añadida por la presencia de trazas en muchos productos alimenticios industriales".

Así, las restricciones alimentarias impuestas por la dieta, junto a las reacciones adversas potencialmente graves debidas a la ingestión inadvertida, "producen una alteración significativa de la calidad de vida del menor y su familia, lo que ha impulsado la búsqueda de alternativas como la inmunoterapia oral", señala.

La inmunoterapia oral con alimentos ha demostrado su eficacia y seguridad en la instauración de tolerancia de los mismos, sobre todo de leche y huevo,  "así, los niños pueden mejorar su dieta, y consumir libremente el alimento o al menos una cantidad suficiente para prevenir una reacción frente a pequeñas tomas accidentales", afirma este doctor.

En cualquier caso, los pediatras alergólogos advierten sobre la importancia de realizar estos tratamientos bajo el seguimiento del especialista y con un protocolo programado y personalizado a cada niño, "ya que hay que valorar las posibles reacciones que puedan sufrir e incluso si esa tolerancia es o no transitoria", concluye.

Marisol Nuevo

También te puede interesar:

- Niños con alergia a la leche

- Las alergias alimentarias no se pueden prevenir

- Alergia a los alimentos o intolerancia

- Alergias alimenticias en el bebé

 

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.