Más de 70.000 firmas para la protección de las víctimas de novatadas universitarias

Novatadas
Foto: CHANGE.ORG Ampliar foto

"Gritos, amenazas, golpes, coacciones, cortes de pelo en los que te rapaban parcialmente la cabeza". Así resume Manuel su llegada al colegio mayor cuando se mudó a Madrid para iniciar la Universidad el curso pasado. Una traumática experiencia que le ha llevado a iniciar una petición que ya reúne más de 70.000 firmas para que se proteja a las víctimas de las novatadas universitarias.

El inicio de la etapa en la Universidad es un momento importantísimo en la vida de cualquier joven, algo que se vive con especial intensidad si el nuevo universitario debe mudarse de ciudad para iniciar esta fase de su vida. Una etapa muy importante, sí, pero que puede quedar truncada si los jóvenes se encuentran con las temidas novatadas: unas bienvenidas que no siempre son todo lo agradables que deberían ser.

Como recuerda Miguel, el impulsor de la iniciativa, cada mes de septiembre miles de universitarios inician su etapa, siendo muchos de ellos "sometidos a novatadas no sólo en los colegios, sino también en residencias, escuelas y facultades y campus universitarios", una realidad que ha sido documentada y denunciada desde hace años a través de la asociación 'No más novatadas'.

Violencia en novatadas

"Son sometidos a un tipo de violencia que los jóvenes llegan a normalizar y la sociedad a aceptar, y que de ninguna manera sería tolerada en otros ámbitos", lamenta el impulsor de la recogida de firmas, que asegura que hay también actos sexistas y machistas que también "forman parte de la pretendida "acogida" que, a veces, se prolonga durante varios meses".

Manuel cuenta su historia en el escrito en el que pide el apoyo de soda la sociedad: "el sueño era interrumpido con porrazos en las puertas y gritos en llamamiento a reuniones con 'veteranos' para hacer las novatadas que ellos te imponían", rememora. "Las novatadas solían durar hasta altas horas de la madrugada, lo que impedía un correcto seguimiento de las clases en la universidad", continúa.

De este modo, este joven asegura que las novatadas ocupan gran parte de la jornada diaria: durante las mañanas los llamamientos a dichas reuniones "son continuos" y las novatadas "pesadas y a veces de extrema dureza" todas "con la finalidad de someter al recién llegado".

"He llegado a tener miedo a bajar a comer al comedor por todas las molestias y vejámenes que allí se llevaban a cabo con total impunidad, sin que hubiera intervención de las personas encargadas de velar por la buena convivencia; con efectos sobre mi salud física, psicológica y social", lamenta este universitario, que asegura que esto ocurría "día tras día, semana tras semana".

NO a las novatadas

Por fortuna, en su caso se plantó: "decidí negarme a someterme a novatadas". Eso sí, esto no quedo en nada: "como consecuencia, sufrí el aislamiento por parte de los que tendrían que ser mis compañeros, y una brutal agresión física por la que tuve que recibir atención médica", lamenta como forma de llamar la atención sobre la crudeza de las novatadas.

En su caso, asegura que como víctima se encontró "en situación de total desamparo". "Ni información veraz, ni cauces de denuncia, ni confidencialidad, ni actuaciones eficaces, ni medidas de protección, ni acompañamiento", enumera. Finalmente su decisión fue marcharse del colegio mayor en el que estaba viviendo y sufriendo las novatadas.

Tras su experiencia, este joven tiene motivos de peso para entender que las novatadas "son dañinas y producen mucho sufrimiento en soledad". "Si no te sometes, eres excluido del grupo", asegura, motivo por el cual ha decidido poner en marcha esta medida para  denunciar "el desamparo y la impunidad" porque "nadie se atreve a tomar medidas".

Protección a las víctimas de novatadas

Estas son las peticiones que esta víctima de novatadas pide al Gobierno para hacer frente a esta situación. Puedes unirte a ellas a través de Change.org.

- Teléfono centralizado de información y orientación a las víctimas.

- Protocolos claros de denuncia con garantía de confidencialidad.

- Devolución del dinero íntegro de la reserva de plaza en caso de tener que abandonar un centro por no someterte a ser maltratado por novatadas.

- Normativa clara por parte de la autoridad universitaria: velar por el cumplimiento del Estatuto del Universitario, equiparación en derechos a universitarios de reciente ingreso y antiguos, etc.

- Programas de prevención en centros de ESO y Bachillerato.

- Campañas de sensibilización promovidas por el Ministerio de Educación.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Consejos para empezar en la universidad

- Factores para elegir la carrera en la universidad

- Aprender a estudiar con Bolonia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.