Juegos con niños para una tarde en casa

 

Juegos con niños para una tarde en casa

Juegos con niños para una tarde en casa
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

Grandes ideas para jugar con los niños en espacios cerrados. Disfruta con tus hijos de estos 12 juegos con niños para una tarde en casa divertida en familia. Aquí encontrarás una docena de juegos interesantes y divertidos para desarrollar en casa con tus hijos, utilizando los materiales que todos tenemos en la cocina, en el salón, en el cuarto de baño...

No es tan difícil encontrar ideas de juegos con niños para una tarde en casa que puedan divertirles y, además, les estimulen y refuercen el lazo familiar entre todos... Con o sin preparación, en su habitación, en la cocina, en el salón, en la terraza o en el jardín; en tardes perdidas o en otras muy ocupadas, con más o menos autonomía... Podréis convertir una tarde "tonta" en algo realmente emocionante y enriquecedor gracias a los juegos inventados y a los juegos de mesa. Y además, evitarás que el aburrimiento les ponga nerviosos y excitados, y acabéis todos de los nervios.

¡Aquí nadie se aburre! 12 juegos para divertirse en casa

1. Rimas. Según la edad de vuestros hijos, podéis darle una palabra o una frase y ellos tendrán que imaginar, por turnos, otras que rimen. Las más divertidas pueden apuntarlas en un cuaderno.

2. Adivinanzas. Además de las que existen en nuestra cultura oral, que quizá resulten complicadas para los niños, el juego del "veo-veo" ofrece muchas posibilidades: no sólo podéis jugar a adivinar las cosas, sino también -dependiendo de que os encontréis en una habitación, la cocina, un banco...- ellos tendrán que hacer suposiciones sobre la utilidad de los instrumentos: ¿Para qué sirve ese rallador con manivela (el chino)? ¿Y ese cuchillo con punta de paleta (el de la mantequilla)? Así pueden aprender la utilidad de muchos objetos que les rodean.

3. Cuentos. Podéis contarle las primeras escenas de un cuento, o hacer que uno de ellos lea las dos primeras páginas. A partir de ahí, entre todos tendrán que inventarse el resto de la historia y llegar a un final. Otra posibilidad es que les deis ocho palabras y que ellos construyan una historia y se disfracen para contarla a toda la familia.

4. La lista de la compra. Si estáis en la cocina o haciendo las tareas domésticas, dictad a los niños la lista de las cosas que son imprescindibles en casa, como lentejas, patatas, detergente, etc. Ellos tendrán que buscar en los armarios y la nevera y comprobar que hay de todo. Si ya saben escribir, que apunten lo que sea necesario comprar en una lista.

5. Zumos y batidos. Diseñadlos, e id metiendo las piezas de fruta o helado y leche en batidora. Con esta entretenida actividad podemos encontrar solucionado el tema de la merienda o parte de la cena.

6. Flota de nueces. Partid unas nueces con cuidado de hacerlo por la mitad. Cuando los niños se hayan comido el contenido, llenad el fregadero o el lavabo de agua y permitidles que -con las mangas remangadas- utilicen las cáscaras para organizar una flota.

7. Cara de huevo. Coced huevos para la cena y permitid que los niños decoren las cáscaras, pintando caras. La mesa de la cena quedará muy divertida si los servís en hueveras y anudáis a cada una de ellas una servilleta al cuello (como si fuera el "cuello" del huevo). Con el pan podréis ponerles sombrero de pico, o de ala ancha, si son rebanadas.

8. ¡Música maestro! Cualquier tarde de domingo podéis organizar una orquesta sinfónica, utilizando vuestros propios instrumentos: una botella de anís con su tenedor, un peine envuelto en papel de seda, una cajita con arroz, una caja grande con palillos o lapiceros para aporrearla...

9. Repaso al abecedario. ¿A que tenéis la impresión de que vuestra librería es un caos y un almacén de polvo? ¿Y no ocurre lo mismo con los discos? Si los niños conocen ya el alfabeto, no os hará falta más para tenerlos entretenidos un buen rato: que ordenen y limpien las estanterías. Vosotros sólo tenéis que darles trapos e indicarles cómo hacerlo: primero quitar los adornos, y luego retirar una balda, limpiar cada libro y volverlo a colocar por colecciones, volúmenes, altura... Los discos pueden ordenarlos por orden alfabético. Por supuesto, habrá que motivarlos para que no se tomen esta actividad como un trabajo costoso.

10. Globos. No hace falta que llegue el cumpleaños de nadie para poder hinchar globos. Será el doble de divertido, si los niños los decoran, antes de inflarlos, con rotuladores. Se sorprenderán mucho al comprobar que los trazos que dibujaron se distorsionan.

11. "La Gaceta de los López"... Dadles periódicos, unos folios y pegamento para que hagan su revista "collage". Los titulares pueden componerlos recortando palabras sueltas de los verdaderos. En cuanto a las noticias... ¿Qué mejor fuente de información que vosotros mismos?

12. ...y su tebeo dominical. Hacer su propio tebeo o cuento tendrá, si cabe, aún más encanto, ya que será necesario dibujar cada personaje. Si no saben cómo empezar, podemos ayudarles dibujando la primera viñeta, y dejarles las otras ventanas vacías para que ellos sigan la historia.

Teresa Pereda

Te puede interesar:

- Vacaciones sin conflictos en familia

- Juegos tradicionales para divertirnos con los hijos y mantenernos en forma

- Juegos para pasarlo en grande con los niños en la piscina

- 8 juegos de agua refrescantes para el verano

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies