Miedo a la paternidad, ¿cómo dejar atrás las dudas?

El miedo a la paternidad puede abrumar pero no debe superarnos.
ISTOCK

Ser padre es toda una experiencia repleta de alegrías que cambia la vida. Pero precisamente por esta alteración puede causar miedos en los adultos que se enfrentan a la decisión de traer un hijo al mundo. ¿Seré capaz de afrontar esta responsabilidad? ¿Podré cambiar de alguien tan delicado? ¿Cómo será a partir de ahora el día a día de la pareja?

Sin embargo todos estos miedos están en la cabeza de los padres y en la mayoría de las ocasiones simplemente se relacionan con el temor que provoca la llegada de una nueva situación. Por ello desde el centro de Psicología de Sara Navarrete se enfoca en estos casos para que nadie se sienta incapaz de afrontar la llegada de un hijo al hogar.

Miedos más comunes de la paternidad

Navarrete expone los siguientes miedos como los más habituales entre los padres que afrontan la decisión de convertirse en padres:

- Miedo al cambio de rutina fuerte. Los padres pueden sentir que su vida puede alterarse drásticamente y que un bebé cambiará la vida a peor impidiendo disfrutar de otros aspectos.

- Miedo a compatibilizar la vida el cuidado del bebé. El trabajo requiere muchas horas, ¿será posible conciliar ambos mundos? ¿Se le podrá dedicar al niño toda la atención que este requiere?

- Inseguridades sobre la capacidad de ser buenos padres. La paternidad es una nueva experiencia nunca enfrentada. ¿Cómo se vivirá esta situación? ¿Se poseen las habilidades necesarias para afrontarla?

Afrontar los miedos antes de ser padres

Los miedos antes de ser padres son normales, pero también deben ser superados. Navarrete sugiere los siguientes consejos para afrontarlos:

- Hablar con tu pareja sobre los miedos e inseguridades. El apoyo de la otra persona es muy importante en estas situaciones y siempre estará ahí para recordar que estos terrores son infundados.

- Confiar en uno mismo. Toda persona nace con la capacidad de ser un buen padre o una buena madre. Con confianza y dedicación todo terminará saliendo bien.

- Prepararse. Si el terror es no ser capaz de afrontar esta situación, existen cursos de preparación que enseñan las nociones básicas para los padres, desde cómo coger al bebé hasta el cambio de pañal.

- Proyección positiva. Una buena forma de pensar en que todo va a salir bien es imaginar los puntos buenos que están por venir: paseos en familia, las primeras navidades junto a un hijo. Todos estos recuerdos están por venir.

- Nada de comparaciones. Los ejemplos previos están bien para aprender y recibir consejos, pero cada persona es un mundo y las comparaciones de poco sirven.

Damián Montero

Te puede interesar:

Padres comprometidos: el nuevo rol de papá

- Miedos, ¿los gestionas o te controlan?

10 errores que cometemos los padres con nuestros hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies