España tiene los canguros más caros de toda Europa

Los canguros más caros de Europa son los de España
ISTOCK

Por mucho que a los padres les encante pasar tiempo junto a sus hijos, hay situaciones en las que no pueden hacerlo. Las obligaciones laborales y otros compromisos hacen que tengan que solicitar ayuda externa para que los más pequeños se queden bajo la supervisión de otras personas. A estas figuras que prestan sus servicios de cuidado a niños se les conoce como canguros.

Tradicionalmente esta actividad ha sido ejercida por los abuelos, pero poco a poco las familias recurren más a la figura del canguro. Este servicio implica el pago de una cantidad económica, un coste que en España es bastante más alto que en toda la Unión Europea. De hecho, este país es el territorio en donde más caro resultar contratar a una persona para estos servicios.

7,44 euros la hora

Los padres españoles que quieran recurrir a un canguro deben hacerse a la idea que de media debe afrontar un pago de 7,44 euros por hora. Una tarifa que según la plataforma QuieroCanguro nos coloca a la cabeza de Europa en precios por estos servicios y que nos hace aparecer por delante de otros países como Finlandia, Noruega o Dinamarca.

Dentro de España, no todos los territorios presentan la misma tarifa por los servicios de canguro. Entre las zonas más caras de este país aparecen Cataluña, con 8,16 euros/ hora; la Comunidad de Madrid, 7,96 euros/ hora y Guipúzcoa, con 7,94 euros/ hora. La comunidad más barata es Galicia, con 6,92 euros/ hora, seguida de Murcia con 7,00 euros/ hora y Cantabria, con el mismo precio que esta última.

Por ciudades, San Sebastián es la ciudad más cara de España para contratar un canguro al presentar una tarifa de 9,21 euros/ hora. En segundo lugar aparece Bilbao, con 8,62 euros/ hora y Barcelona, 8,16 euros/ hora. En el otro lado de la mesa se posiciona Santiago de Compostela, 6,92 euros/ hora y Ferrol, con 6,77 euros/ hora. Este estudio también explica que las zonas rurales incrementan también drásticamente sus precios debido a la falta de oferta en estos territorios.

Elegir canguro

Los canguros cumplen con una función muy importante: el cuidado de los hijos. Dejar a los más pequeños a su cuidado es una elección que no es fácil de hacer. Estos son algunos consejos para decidir de forma correcta:

- Entrevista personal. Para empezar, debéis reuniros con cada candidata y hacer una entrevista personal. De esta manera, las conoceréis y podréis guiaros un poco más a la hora de tomar una decisión.

- Empieza con tiempo. Cuanto antes empecéis con las entrevistas mejor, ya que tendréis más tiempo y más opciones; y así la elección final no se realizará con prisas y a última hora, sino que conllevará cierto tiempo y esfuerzo.

- Recomendaciones. Si alguna de las candidatas es recomendada por alguien conocido, mejor, es una manera de sentir seguridad.

- Ten en cuenta su edad. Es recomendable que no sea menor de edad, sobre todo si se trata de cuidar a un bebé. Sería demasiado joven para tal compromiso.

- Si ha estudiado o estudia algo relacionado con la educación infantil tendrá más preparación, algo importante en el conocimiento del cuidado del niño.

- Que tenga iniciativa es bueno, sobre todo ante posibles situaciones o problemas que puedan surgir.

- La experiencia y la referencia de la cuidadora son dos puntos que pueden ser favorables a la hora de elegir. Es importante no fiarse sólo de las apariencias.

- La puntualidad y la responsabilidad deben ser dos requisitos fundamentales.

- La paciencia, la vocación, la actitud y la madurez, son síntomas importantes. Una buena cuidadora siempre ha de tener en cuenta los intereses y necesidades del niño.

- Debe tener conocimientos básicos sobre las distintas etapas de desarrollo del niño y por supuesto, saber técnicas básicas sobre la alimentación, vestuario, cambio de pañales, juegos adaptados (según la edad del pequeño), etc.

- Debe ser cariñosa, fiable, responsable y educada. de

- Una educadora para tu hijo. Es fundamental que le habléis de las pautas que seguís en la educación de vuestro hijo: normas, límites, castigos, premios... La coordinación con la cuidadora debe ser continua y lineal.

- Cooperación y coordinación son la clave de una buena relación con la persona elegida.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Consejos para la adaptación a la guardería o escuela infantil

- El apego infantil y la angustia de la separación

- Los abuelos y su relación con la familia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.