La población española crece por primera vez desde 2011

Aumenta la población española gracias al saldo migratorio
ISTOCK

Los últimos datos referidos sobre población en España no fueron nada buenos. La tendencia en estos años ha sido el descenso de la natalidad y un aumento de la emigración. Una situación que ha terminado haciendo que este país pierda miembros, llegando incluso a presentar más fallecimientos que nacimientos, situación que no se vivía desde la Guerra Civil.

Pero los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, señalan que esta tendencia se rompió en 2016. Estos números muestran cómo por primera vez desde 2011, este país incrementó su población en lugar de perderla. Una situación que principalmente responde a los movimientos migratorios y no al aumento de la natalidad, asignatura que sigue pendiente en este país.

Aumento de los españoles

Durante el año 2016, la población española aumentó en un 21,9%. Un aumento que responde principalmente al aumento de la inmigración y no al aumento de la natalidad. También ha ayudado a esta situación que el número de personas que abandonaron el país descendiera en un 4%. Gracias a ello, el saldo migratorio de esta nación ha sido positivo situándose en 89.126 individuos.

Los últimos datos del INE sitúan en 46,5 millones de personas los habitantes de España. Un ligero incremento del 0,19% de la población de este país. Aunque también hay que tener en cuenta que estas cifras sólo tienen cuenta a aquellos ciudadanos que al llegar al extranjero comunican a las oficinas consulares y embajadas de España esta nueva situación.

Además, hay que destacar que los datos de natalidad siguen manteniendo su tendencia a la baja y en pocos casos queda garantizado el relevo generacional, tener al menos dos hijos. Este problema es el que debería resolverse con mayor celeridad ya que los nacimientos son los que más efectivos aportan, a largo plazo, a la población.

Se necesitan más nacimientos

Romper la tendencia a la baja de los nacimientos es muy importante para el futuro de España. Que las nuevas generaciones se reduzcan tienen mayores consecuencias que la reducción de la población en este país como por ejemplo el peligro de las pensiones para muchas personas en la actualidad.

Los datos del Instituto de Política Familiar, IPF, explican que la tasa de natalidad actual en España no garantiza el relevo generacional ya que para que este se produzca el índice de nacimientos debe ser como mínimo de 2,1 y dentro de nuestras fronteras es de 1,32. Esto coloca a nuestro país en la cola de Europa en lo que a natalidad se refiere ya que el IPF señala que ocupamos el penúltimo lugar junto con Portugal.

Los datos del IPF explican que para que se produzca el relevo generacional en España tendrían que producirse 260.000 nacimientos más al cabo del año, lo que quiere decir que al día tendría que haber 719 alumbramientos más de los que hay a día de hoy.
Para revertir estas tendencias, estos consejos podrían servir de ayuda:

- Definir el contenido de la perspectiva de familia.

- Dar a la familia su importancia en la agenda de desarrollo.

- Considerar la relación entre familia y desarrollo sostenible.

- Definir los indicadores que permitan medir el impacto familiar de una norma mediante el correspondiente informe.

- Promover el aumento de poder de las familias a través de políticas públicas de ayuda.

- Recomendar medidas que eviten la transmisión intergeneracional de la pobreza.

- Promover políticas que favorezcan la conciliación de trabajo y familia, así como la corresponsabilidad de ambos padres.

- Establecer conciertos con organizaciones de la sociedad civil, sector privado e instituciones académicas para investigar lo que de verdad funciona.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Las mujeres españolas son las que más tarde tienen a sus hijos

- España necesita 719 nacimientos más al día

- El retraso de la maternidad

- El 55% de las mujeres que se sienten realizadas son madres

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.