Festivales de música: cómo negociar con tus hijos

Festivales de música: cómo negociar con tus hijos
ISTOCK

¿Qué hacemos si nos piden encarecidamente ir a un festival de música? ¿Podemos negarnos? ¿Corremos el riesgo de que nos mientan y vayan al festival de música a nuestras espaldas? ¿Es bueno que avalemos esta forma de ocio? 

El difícil equilibrio entre proteger y dejar crecer

Estas son algunas claves fundamentales para la negociación con tus hijos jóvenes cuando quieren acudir a un festival de música:

- Canales de comunicación siempre abiertos. Mantener la comunicación con los adolescentes y jóvenes es complicado. Requiere de tiempo y paciencia y es necesario haber sentado las bases desde la más tierna infancia. Pero es fundamental no dejar de hablar con ellos y garantizar la veracidad.

- Negociación fluida para evitar la mentira. El tira y afloja entre lo que los jóvenes quieren hacer y lo que los padres desearíamos que hicieran siempre tiene que mantener puertas abiertas para su libertad. De lo contrario, corremos el riesgo de que empiecen a utilizar la mentira. Por ejemplo, muchos jóvenes utilizan excusas como ir a hacer unas etapas del Camino de Santiago para marcharse a un festival de música, así tienen coartadas como la falta de cobertura para justificar que no llaman, o para llevarse la mochila, la tienda de campaña y el saco de dormir. Es mejor que no les dé miedo plantear la cuestión y se negocien con ellos determinadas condiciones.

Artículo relacionado:
- Festivales de música: todo lo que necesitas saber

- Informarnos y entender. Si bien es cierto que la diversión es clave para atraer la atención de los jóvenes a los festivales, también hay elementos musicales. Los padres deben tomarse la molestia de conocer y comprender qué música les gusta a sus hijos y así ayudarles a discernir qué festivales merecen la pena y cuáles no. A veces, los jóvenes se apuntan a un festival que ni a ellos les parece realmente interesante por la sencilla razón de que no tienen más planes. Organizar planes alternativos interesantes es una buena opción para evitar que quieran ir a todos.

- Conocer al grupo de amigos. La perspectiva de un festival de música cambia radicalmente en función de con qué amigos van nuestros hijos. Si son chicos de confianza, el grupo de siempre, podemos suponer que unos cuidarán de otros. Si tienen que conducir de noche, es importante que hayan interiorizado que siempre debe haber un "lince", un chico que esa noche no beba.

- Dar señales de vida. Una vez que los padres han aceptado la participación de sus hijos en un festival, a pesar de que pongan en ellos la más absoluta confianza, no dejan de sentir miedo por todo lo que puede pasar. Es importante que los chicos entiendan y aprecien esta preocupación y se comprometan a mandar mensajes cada cierto tiempo para la tranquilidad de sus padres.

Nita Aspiazu. Licenciada en Ciencias de la Educación

Te puede interesar: 

Trucos para hablar con tus hijos adolescentes

Relaciones entre padres y adolescentes

- Amistades en adolescentes, ¿cómo enseñarles a reconocer los buenos compañeros?

- Cómo hablar con un adolescente: 5 barreras que hay que derribar

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.