Adolescentes y acné: qué hacer y qué no

Aproximadamente, 8 de cada 10 adolescentes tienen acné, como ves, tan frecuente que se considera una parte normal de la pubertad. La cara, y a veces la espalda, se vuelven grasas y los poros de la piel se obstruyen. Cuando llega la pubertad, las glándulas producen más sebo y los conductos por donde sale se obstruyen. Algunas bacterias quedan atrapadas dentro de los poros y hacen que la piel se inflame: es el comienzo del acné.

Qué es el acné y cuál es su causa

Debajo de la piel hay unas glándulas, llamadas glándulas sebáceas, que producen sebo, que es una sustancia grasa que protege nuestra piel. Cada glándula elimina el sebo a través de un conducto estrecho que desemboca en el mismo canal por el que sale el pelo a través de la piel.

Puede tratarse de espinillas o puntos negros, puntos blancos, granos y quistes. Los adolescentes desarrollan acné debido al cambio hormonal propio de la pubertad. Si tus padres tuvieron acné durante su etapa adolescente, tú tienes más probabilidades de presentarlo también. Lo bueno es que, en la mayoría de los casos, el acné desaparece casi por completo cuando se abandona la adolescencia.

Lo que debes hacer

-Lávate la cara, sin frotar, dos veces al día, con agua tibia y un jabón neutro o con un limpiador específico para el acné.

-Utiliza cosméticos y maquillajes "no comedogénicos". Desmaquíllate siempre antes de irte a dormir.

-Si llevas gafas, límpialas a menudo para evitar que la grasa obture los poros que hay alrededor de los ojos y la nariz.

-Toma el sol de forma moderada y con protectores solares no grasos con factor de protección superior a 20.

-Antes de afeitarte, procura ablandar la barba con agua tibia y jabón. Utiliza siempre una cuchilla bien afilada.

-Sé paciente. Hay que ser muy constante para obtener resultados positivos.

Lo que no debes hacer

-No te toques, frotes o rasques las espinillas. Pueden infectarse, produciendo lesiones que dejarán cicatrices para siempre.

-No te laves en exceso: esto puede contribuir a empeorar el acné.

-No te toques la cara con las manos ni la apoyes en objetos que tienden a acumular sebo y residuos de la piel, como el auricular del teléfono.

-Si tienes acné en otra parte del cuerpo, no lleves prendas ajustadas, pues no dejan respirar a la piel y pueden provocar irritación.

-No dejes que tu cabello cubra tu cara y procura lavarlo al menos dos veces por semana.

-No te obsesiones con la dieta porque no está demostrado que influya en el acné.

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.