El acné y sus cicatrices empeoran tras el verano

El 20% de las mujeres padece acné
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Durante el verano se produce una mejoría transitoria de las lesiones inflamatorias del acné, también conocidas como granos o espinillas, por el efecto de la radiación solar. Sin embargo, pasado el verano se suele producir un rebrote y un empeoramiento de las lesiones.

Por el contrario, las cicatrices de acné pueden empeorar durante el verano, tanto por la pigmentación anómala que puede producirse como por el efecto negativo que el sol tiene en algunos tipos de cicatrices. Por eso, el otoño es momento adecuado para iniciar los tratamientos para eliminar cualquier tipo de cicatriz producida por el acné.

¿Qué es el acné y a quién afecta?

El acné es un problema dermatológico que afecta a casi el 80% de los adolescentes, pero también es un problema para casi un 20% de mujeres entre 20 y 50 años. Tanto en uno como en otro caso se debe a una inflamación de la glándula sebácea en la que interviene un aumento de la producción de sebo estimulado por las hormonas. Existe también un factor genético que predispone a la obstrucción de los poros y al aumento de bacterias como el Propinebacterium Acnes. El acné y sus secuelas, aunque a veces sean leves, afectan de forma importante a la calidad de vida de quien las sufre.

"Una de las características del acné en la mujer adulta es que suele aparecer en la zona que rodea la boca, la barbilla y el cuello. Los granos suelen ser grandes, rojos, con supuración, de tardía curación y con tendencia a dejar cicatrices. Aunque la causa no es completamente conocida sabemos que existe un factor hormonal que se agrava en momentos de estrés, periodo menstrual, utilización de maquillajes o cremas grasas y con el hábito tabáquico", afirma el Dr. Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral.

Tratamiento del acné agudo y cuidados en casa

Cuando terminan las vacaciones o el sol ya no es tan fuerte como en los meses centrales del verano, es el momento adecuado para abordar el  tratamiento tanto del acné como de las cicatrices dejadas por este. Lo principal es identificar la causa que provoca el acné y tratarlo para que desaparezca la inflamación, el enrojecimiento y la supuración, si existe. Según el director de IDEI, "para esta fase aguda de la enfermedad se puede utilizar una terapia farmacológica combinada con técnicas modernas que han mejorado de forma importante los resultados como el Láser, Terapia Fotodináminca o la  microdermoabrasión asociada a la posterior aplicación de principios activos, como el ácido retinoico o el ácido azelacico, etc.".

Tanto los láseres como la Terapia Fotodinámica actúan eliminando las bacterias y disminuyendo la inflamación de la glándula sebácea, mientras que la microdermoabrasión ayuda a eliminar los tapones de grasa que obstruyen los poros. Todos estos procedimientos son rápidos y se hacen de forma ambulatoria, de forma que tienen un mínimo impacto sobre la rutina diaria del paciente y pueden ayudar a controlar el proceso, muchas veces, evitando fármacos por vía oral y sus posibles efectos secundarios.

En casa, es necesaria una higiene diaria de la zona afectada por el acné con productos no comedogénicos. También es recomendable realizar una exfoliación tipo scrub una vez a la semana como máximo. "Y una de las cosas que recomendamos a nuestros pacientes de forma enfática es que no se toquen los granos o heridas, y menos con las manos sin lavar, ya que pueden agravar la lesión rápidamente y sin apenas darse cuenta de ello", explica Sánchez Viera.

Tratamiento de las cicatrices de acné

Las cicatrices dejadas por el acné, tanto en pacientes adolescentes como ya en adultos, son una de las principales secuelas de esta enfermedad dermatológica. "En algunos casos, más eh mujeres que en hombres, suele afectar incluso a su autoestima e incluso a su calidad de vida. Lo ideal en estos casos es ponerse en manos de un dermatólogo, siempre en los meses con menos sol, el otoño y el invierno son lo más adecuados, porque la gran mayoría de los tratamientos requieren una protección de los rayos solares extra", asevera el director del Instituto de Dermatología Integral.

Las cicatrices provocadas por el acné no son siempre iguales en cuanto a forma, profundidad y extensión y para cada una de ellas es recomendable un tipo de tratamiento o combinación de tratamientos que debe ser evaluado individualmente por un dermatólogo, el especialista formado para tratar tanto el acné como sus secuelas.

Existen dos grandes grupos de cicatrices acnéicas.

- Las atróficas  (las típicas en forma de picotazo o con hundimiento de la superficie de la piel).

- Las hipertróficas o queloides sobreelevadas e irregulares. Para su tratamiento se utlizan distintos tipos de láser y microinyecciones con fármacos.

Dr. Miguel Sánchez Viera. Licenciado en Medicina y Cirugía y Especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica en Madrid.

Te puede interesar;:

- Adolescentes y acné, qué hacer y qué no

- Cómo afecta el chocolate al acné

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.