Consejos para los primeros días de vida del bebé

Recién nacido
ISTOCK

Tras el nacimiento de un bebé son muchas las dudas que surgen a los nuevos padres. En la actualidad no siempre disponemos de una ayuda, una hermana mayor o abuela, que pueda dar sabios consejos los primeros días de vida del niño.

En los días de hospital tras el parto las matronas, ginecólogos y pediatras están disponibles para ayudar y resolver dudas, pero los problemas e interrogantes aparecen tras el alta, cuando el niño está en casa.

La inexperencia de las mamás y papás primerizos les crea inseguridad cuando se estrenan por primera vez como padres en su propia casa y son muchas las dudas que surgen cuando quieren proporcionar a su bebé el mejor de los cuidados.

Cuidados esenciales para los primeros días del bebé

A continuación, te damos a conocer las dudas más frecuentes que les surgen a las madres primerizas y que más se consultan en el pediatra:

1. ¿Cada cuánto tiempo tiene que comer el bebé? Debe ofrecerse una alimentación frecuente, cada 2 ó 3 horas. La lactancia materna es el alimento más recomendable para el recién nacido, la leche de la madre está preparada perfectamente para cubrir las necesidades del lactante y no puede ser igualada por ninguna leche artificial.La lactancia materna frecuente hace que la producción de leche sea más efectiva, y que la instauración de la lactancia sea mejor.Las tomas nocturnas prolongan la duración de la lactancia, así que deben ser favorecidas.La duración de la toma debe ser el tiempo que el bebé desee, los primeros días las tomas son largas, más de 15-20 minutos en cada pecho, por lo que hay que tener paciencia con el bebé, que está aprendiendo a comer él solito.

2. ¿Cómo sé si está comiendo lo suficiente? Para saber si el bebé está comiendo lo que necesita se debe vigilar que mantenga buena vitalidad, llore o proteste cuando le toca comer y/o tome cuando se le ofrece, se calme cuando está en brazos de los padres o al pecho, moje más los pañales, más cantidad de orina y orina más clarita, (3-4 pañales al día a los 3-4 días, 6-7 a la semana de vida), haga deposiciones y vaya ganando peso.

En general, el pediatra recomendará un suplemento cuando el niño haya perdido excesivo peso (es normal una pérdida de peso moderada en la primera semana de vida), apenas reclame las tomas, no succione bien o la orina sea escasa. Antes de introducir los suplementos, es recomendable consultar al pediatra o matrona. Si la mamá siente dolor en las tomas, o tiene sangrado por grietas, debe revisarse la postura del bebé al mamar, ya que si tiene la cabeza mal colocada puede favorecer el dolor y las grietas en las mamas.

3. ¿Qué hago si necesita suplementos? En caso de que haya que ofrecerle suplementos de leche, es recomendable darle al bebé leche materna, que puede extraerse con un sacaleches. La leche materna se conserva 24 horas en la nevera y hasta 3 meses congelada. Se debe descongelar al baño maría o a temperatura ambiente, nunca en el microondas porque se hidrolizan las proteínas y pierde parte de sus propiedades beneficiosas. Hasta que la lactancia materna esté bien establecida (hacia el mes de vida del bebé, aproximadamente), debe evitarse el uso de chupetes o tetinas, por lo que este suplemento de leche puede administrarse con jeringa o con relactadores.

Debe ofrecerse este suplemento siempre tras ponerle al pecho, ya que si se hace al revés (primero el suplemento y después el pecho), el niño queda saciado y no toma toda la leche del pecho, el organismo de la madre entiende que no necesita tanta leche y cada vez producirá menos. Tampoco debe pasar la madre más de 3-4 horas sin tener el estímulo de succión, bien del niño o del sacaleches, porque la producción de leche irá disminuyendo progresivamente.

4. ¿Cómo debe cuidarse el cordón umbilical? Debe lavarse bien con agua y jabón 3 veces al día, y mantener la zona lo más seca posible. Vigilaremos el olor del cordón y si aparece alguna secreción. Lo normal es que no tenga olor, y que no tenga secreciones, pero si aparece secreción purulenta, la base del ombligo se pone roja e inflamada o el olor es malo, debe consultarse con el pediatra porque puede tratarse de una onfalitis que precisa tratamiento antibiótico.

5. Me han dicho que el bebé está un poco amarillo, ¿qué tengo que hacer? Es relativamente frecuente que los recién nacidos adquieran un tono amarillento por la bilirrubina en sangre, se llama ictericia. El pigmento de los hematíes se transforma en bilirrubina y esto le da esa coloración al bebé. Recomendamos exposición a luz solar indirecta en una habitación caldeada, si es posible con las extremidades sin cubrir, para eliminar poco a poco ese pigmento que se destruye con la luz.

6. ¿Cómo debo colocar al bebé en la cuna para dormir? Siempre debe colocar al bebé boca arriba o de lado para dormir (nunca boca abajo). Esta posición boca arriba disminuye mucho el riesgo de Muerte Súbita del Lactante. También para disminuir este riesgo debe evitar la exposición al bebé al humo del tabaco.

7. ¿Es bueno que el bebé reciba visitas? Es inevitable que el bebé sea visitado por amigos y familiares, pero siempre debemos recomendar que las visitas sean restringidas. El niño, la madre y el padre deben estar tranquilos para que la lactancia sea instaurada fácilmente y el bebé haga las tomas con calma. Si tienen infecciones respiratorias no deben visitar el bebé por riesgo de contagio. Asimismo no es conveniente llevar a los recién nacidos a centros comerciales o lugares masificados, sobre todo en invierno.

8. ¿Cuándo debo acudir al pediatra de urgencias? Ante cualquier situación que le alarme, sobre todo en los primeros días de vida, debe consultarse al pediatra. Por ejemplo, si el bebé tiene fiebre, vómitos, cambio de coloración o dificultad para respirar, o le nota más decaído o irritable, debe acudir a su pediatra o al servicio de Urgencias hospitalarias.

9. ¿Cuándo deben hacerse las revisiones en el pediatra? Entre las 48-72 horas del alta hospitalaria debe acudir a su pediatra para control de peso, revisar la postura de lactancia y constatar que la lactancia está siendo eficaz. Posteriormente suele hacerse otra revisión a los 15 días de vida, y después es conveniente una revisión mensual hasta el primer año de vida.

Dra. Malena Hawkins. Pediatra y autora de blog Mamá pediatra y más.

Te puede interesar:

- Los grandes cambios del bebé de 0 a 12 meses

- Llega el bebé... ¡sin manual de instrucciones!

- Consejos antes de visitar al recién nacido de un familiar o amigo

- Los cuidados del cordón umbilical del bebé

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.