Consejos para una lactancia de éxito

Los mejores consejos para una correcta lactancia.
ISTOCK

El primer alimento que toda persona recibe es la leche materna (en algunos casos de fórmula). Los niños que la toman tienen muchos beneficios que abarcan desde la protección frente a infecciones hasta el fortalecimiento del vínculo materno-filial. Por ello, no es de extrañar que los especialistas recomienden a todas las familias con un hijo en camino apostar por la lactancia.

¿Existen dudas sobre cómo debe ser el proceso de lactancia? No hay nada que temer y todas las preguntas que puedan surgir ya están contestadas previamente por profesionales como los miembros de Crece Contigo, entidad vinculada al Gobierno de Chile.

No hay que esperar

¿Cuándo debe comenzar la lactancia? La respuesta es sencilla: justo después del parto. No hay que demorar el inicio. Tras el nacimiento la madre, el recién nacido se encuentran en un momento de máxima sensibilidad. Situación que provoca que se activen las conductas naturales de vinculación, aumentando la producción de prolactina y ocitocina, y favoreciendo así la secreción láctea.

¿Y cada cuándo hay que dar el pecho al niño? Otra respuesta sencilla: cada vez que quiera. El niño es el único que sabe cuándo ha quedado satisfecho y para ello es importante que la toma sea cuando lo requiera y dure hasta que sea el bebé suelte la mama. El régimen de libre demanda, día y noche, facilita la organización de la lactancia.

Otro aspecto que se recomienda en los inicios de la lactancia es no dar al niño chupetes, al menos hasta que se haya consolidado el hábito de mamar. No se succiona de la misma forma que el pecho, por lo que el recién nacido puede "confundirse" y posteriormente agarrar el pecho con menos eficacia. Esto puede ser la causa de problemas tales como grietas en el pezón y mastitis.

Ayuda externa

Si se observa algún problema durante la lactancia no hay que tener reparos a la hora de pedir ayuda. Hay que aceptar que no siempre resulta todo tan simple, en algunos casos si se siente dolor mientras se da el pecho, o hay grietas previas en el pezón, pide ayuda cuanto antes. Consultar a la matrona, o a otra madre que haya dado leche o a grupos de apoyo a la lactancia.

Tampoco hay que obviar la participación del padre en los momentos en que se amamanta. Su presencia permitirá establecer un mayor lazo afectivo con el bebé y con la madre. ¿Cómo hacerlo? Limpiando la boca cuando termine de mamar, apoyando a la mujer a que esté cómoda y tranquila, cambiando al niño en caso de que se haya manchado.

Cómo dar el pecho

Hay que tener en cuenta, en primer lugar, que este proceso no es sencillo. Aprender a amamantar puede ser un poco complejo al comienzo. Se debe empezar buscando un lugar tibio y cómodo. Poco a poco hay que ir probando distintas posturas de las recomendadas por los profesionales e ir eligiendo aquellas que mejor se adapten a las características de madre e hijo.

También se re recomienda que la mujer empiece a usar un sostén cómodo y adecuado a su situación. Las venas se hacen más notorias y puedes sentir picazón y puntadas ocasionales. Que sea firme, cómodo y de algodón, ya que es más suave al contacto de la piel, esas son las características que se deben tener en cuenta a la hora de comprar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Mitos de la lactancia materna

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.