Ponle a dormir boca arriba

Ls bebés deben dormir boca arriba
ISTOCK

Uno de las peores experiencias que se pueden vivir es acercarse a la cuna de nuestro bebé y descubrir que, sin causa aparente, ha fallecido. Aunque cada año se producen en España entre 370 y 550 fallecimientos por muerte súbita (de cada mil bebés entre 1 y 1,5 fallecen por este motivo), esta tragedia puede prevenirse y evitarse en muchos casos, siguiendo sencillas recomendaciones de los pediatras.

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la muerte repentina e inexplicable de un niño menor de un año, mientras duerme. Y, aunque solamente la posibilidad de que nos suceda esto resulta aterradora, en España el síndrome constituye la principal causa de mortalidad en los bebés de hasta once meses, por lo que resulta necesario que, sin obsesionarnos, conozcamos los factores de riesgo y los métodos de prevención.

Según los pediatras, la parada respiratoria que provoca la muerte súbita está originada por la inmadurez del sistema nervioso y del control de la función cardiorrespiratoria del bebé: si este presenta síntomas de ahogo o sufre una apnea (suspensión más o menos larga de la respiración durante el sueño), no será capaz de activar mecanismos de reacción. Sin embargo, se desconocen la causa última del SMSL, por lo que, por el momento, resulta imposible evitar que se produzcan fallecimientos por este motivo.

Acostar a los bebés boca arriba es una medida de prevención

Se ha comprobado que en los países donde se han llevado a cabo campañas de sensibilización e información sobre la muerte súbita del lactante, medidas como el acostar a los niños boca arriba han reducido la incidencia del síndrome hasta un 53%.

Al menos, los estudios que se han realizado sobre este tema sí han permitido establecer una serie de factores relacionados con el síndrome que pueden permitimos orientarnos un poco sobre cómo controlar este problema. Por ejemplo, se sabe que la máxima incidencia de casos se produce de los 2 a los 4 meses, que los varones tienen más probabilidades de sufrir el SMSL que las niñas, y que el síndrome es más frecuente en los meses fríos.

Asimismo, el riesgo aumenta si se presentan síntomas gastrointestinales en la semana previa, si existen antecedentes de algún hermano que haya muerto por esta causa o si se alimenta al bebé con leche artificial. También factores maternos, como la edad de la madre, o ambientales, como el tabaquismo en el entorno o una temperatura ambiental demasiado alta, influyen en este grave problema.

Apoyo en momentos difíciles

En ocasiones, y sobre todo si no se toman medidas preventivas, la tragedia llega a producirse y algunos bebés fallecen por síndrome de muerte súbita. En ese caso, resulta necesario recurrir al apoyo de los profesionales y de las personas que ya han pasado por esa dura experiencia, como los miembros de la Asociación para la Prevención de la Muerte Súbita del Lactante en Madrid (APMSLM).

La asociación, presidida por Palmira Videgas, cuenta con 31 miembros oficiales, pertenecientes a unas diez familias que ya han pasado por este trance. Desde su fundación en 1999, la APMSLM ha fomentado la sensibilización de la sociedad respecto a la muerte súbita mediante campañas informativas dirigidas tanto a los padres, como a las guarderías, ginecólogos, enfermeras, matronas y asistentes sociales.

Sin embargo, Palmira Videgas se lamenta de la falta de interés de muchos de estos profesionales hacia este problema. Aunque sí destaca el alto grado de receptividad de las guarderías, Videgas asegura que el síndrome de muerte súbita es "un tema tabú para la sociedad. Parece que no se quiera oír hablar de él".

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Muerte súbita: acuesta a tu bebé boca arriba

- El chupete contra la muerte súbita del lactante

- Prevenir la muerte súbita en lactantes

- Los 5 errores a la hora de acostar al bebé que debemos evitar

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.