Actualizado 11/03/2021 09:04 CET

5 métodos famosos para dejar el pañal que funcionan

Los métodos más famosos para quitar el pañal a tu bebé
Los métodos más famosos para quitar el pañal a tu bebé - ISTOCK

Uno de los deseos que más anhelamos los padres cuando nuestros hijos cumplen los dos años de edad es dejar de poner y quitar pañales. No solo es un gran ahorro económico, sino que también supone una reducción de trabajo y tiempo para nosotros. Pero lo más importante, es que para nuestro bebé representa uno de los avances más significativos en su evolución al ganar en autonomía.

¿Conoces los métodos de entrenamiento que existen para quitar el pañal a los bebés? Desde el Método Montessori hasta el de la Asociación Española de Pediatría, aquí te vamos a contar cuáles son 5 métodos más famosos que funcionan para el quitar el pañal a tu bebé y ver cumplido tu deseo de que vaya solito al baño. Sin embargo, aunque todos estos métodos están probados, a veces, no tienen el rsultado esperado y te contamos el porqué.

¿Por qué un método para quitar el pañal puede no dar resultado?

Es cierto que, a veces se producen fallos cuando ponemos en marcha los métodos para dejar el pañal, pero casi siempre es porque:

1. El bebé no estaba todavía preparado. Es importante estar atentos a las señales y saber si el bebé está maduro para controlar los esfínteres.

2. Se han cometido errores en el aprendizaje o seguimiento del método y lo mejor es volver a empezar de nuevo.

3. Puede que exista alguna razón fisiológica que no se ha tenido en cuenta.

Artículo relacionado: 
- 5 claves para quitar el pañal con éxito

Los 5 métodos más famosos para dejar el pañal

1. El conocido método Montessori para dejar el pañal

La conocida pedagoga María Montessori recomienda que antes de comenzar, conviene que los padres se aseguren de que su hijo/a está preparado para dejar el pañal. No basta con que el bebé tenga 2 o 3 años, es necesario que el bebé esté capacitado fisiológicamente para controlar sus esfínteres. Para aumentar la autonomía del bebé en este proceso, debemos adaptarle el entorno del baño con un orinal, un escalón para subir al inodoro o un adaptador. Con todo preparado, le será más fácil.

El método consiste en explicar al bebé qué se siente cuando nos entran ganas de hacer pis o caca y en estar atentos a sus gestos que nos avisan de que quiere ir al baño o preguntarle frecuentemente si tiene ganas de hacer pis o caca.

El entrenamiento para ir al baño debe ser natural y recomienda no sentarle en el orinal o en el váter por obligación ni durante largos periodos de tiempo. Hay que buscar la motivación para el logro, sin reprimendas cuando sufra escapes o no lo consiga.

2. El método Rosillo para dejar el pañal en 5 pasos

El primer paso del método de Teresa Rosillo consiste en buscar un momento del día para ir al baño, siempre el mismo, mejor antes de su baño nocturno o al despertarse por la mañana. Aunque no haga nada, el niño deberá permanecer ahí un minuto para ir creando la rutina. El paso 2 se basa en crear una rutina de ir al baño estableciendo otros momentos del día para sentarle. Cuando ya ha adquirido una rutina y hace varias veces pis en el retrete o el orinal ya está preparado para que le quites el pañal y aquí comienza el paso 3. Llévale cada dos o tres horas al baño, no esperes a que lo pida él ya que casi nunca lo hacen y no le vuelvas a poner el pañal, aunque se haga alguna vez pis encima. El paso 4 consiste en el control de las heces. Siéntale a hacer caca en el momento del día en el que está acostumbrado a ello. Generalmente es después de desayunar. El tiempo que debe dedicarle tiene que ser inferior a 10 minutos, pero no menos de 5. El paso 5 tiene como objetivo el control en la siesta y nocturno. Si en seis o siete días el pañal en la siesta o por la noche permanece seco significa que ya está preparado para que se lo quites.

3. El método Fellom para dejar el pañal en 3 días

El método de Julie Fellom consiste en dejar al bebé desnudo en casa de cintura para abajo. Durante tres días, tu hijo deberá estar en casa sin ropa interior ni pantalón y debes colocar en cada habitación de la casa un orinal. Un mes antes de comenzar con el entrenamiento, deja que te acompañe al baño para explicarle cómo se hace y una semana antes, cuéntale que la semana siguiente ya no llevará pañales. Si sales a la calle, el niño irá vestido, pero sin pañal. Para la noche, aún puede usar un pañal.

Los tres días de entrenamiento siguen este proceso: el primer día dale más líquido que otras veces y en cuanto veas que le entran ganas, llévalo hasta el orinal más cercano. Al principio tendrá escapes, enséñale y dale confianza para la próxima vez. Recuerda que no conoce otra forma de hacerlo.

El segundo día es una repetición del primero, pero podrás salir a la calle nada más haga pis. En la mochila lleva ropa de cambio y un orinal portátil. El niño debe ir vestido, pero sin pañal ni ropa interior. No conviene alejarse mucho de casa. Utiliza el orinal si te dice que quiere hacer pis, aunque es pronto para que lo haga.

El tercer día podrás salir con él dos veces: una por la mañana y otra por la tarde siempre después de haber hecho pis en el orinal en casa. No te olvides de la mochila y el orinal portátil.

4. El método para dejar el pañal de la American Academy of Pediatrics, (AAP)

El método de la AAP consiste en regalar un orinal al niño y explicarle para qué sirve. Los padres deben observar que puede sentarse, caminar, vestirse y desvestirse solo, comprender y responder a instrucciones, imitar a otros y demostrar autonomía. Para empezar, es preciso colocar el orinal en un lugar que sea práctico, siempre el mismo, para que el niño/a pueda usarlo fácilmente. Deja que se siente sobre él con ropa antes de que necesite usarlo, al tiempo que dejas que tu hijo/a te vea usando el baño. Pregúntale a menudo si tiene ganas de ir al baño y llévale al orinal cuando necesite usarlo. Conviene dejarle sin pañal cuando muestre señales de mantenerse seco durante el día. El control de los esfínteres durante la noche puede tardar unos meses más.

5. El método de la Asociación Española de Pediatría AEP para dejar el pañal

Este método comienza por un periodo de imitación. Al principio, recomiendan que el bebé acompañe a los padres al servicio para que quiera imitarles. Se puede utilizar una muñeca de las que toman líquido y "se hacen pipi" para mostrarla como ejemplo.

Durante el día no le pongas pañal para que note cuando se ha hecho pis. Se le puede poner una braga o un calzoncillo y le enseñaremos a subirse y bajarse los pantalones, que deben ser lo más holgados posibles. Le sentaremos en el orinal unos minutos (no más de 5 o 10) tras cada comida y cada 2 o 3 horas, ofreciéndole líquidos abundantes para aumentar sus deseos de orinar. El niño disfrutará con las demostraciones y tenderá a imitar lo que ve.

Le elogiaremos con palabras, abrazos y caricias su esfuerno y no nos enfadaremoscuando no lo consiga. Le cambiaremos la ropa y le insistiremos en lo bien que está seco y limpio. En la guardería deben utilizar las mismas instrucciones.

Quitar el pañal diurno es más fácil que el nocturno, ya que durante el sueño el control de esfínteres les cuesta más. No obstante, como consejo es importante que no pase mucho tiempo desde que se quita el pañal diurno hasta que se quita el nocturno ya que puedes darle la idea contradictoria de que por el día no se puede hacer pipí, pero por la noche no pasa nada.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Operación pañal: lo que debes saber antes de retirárselo a tus hijos

Cómo elegir el mejor pañal para el bebé

Adiós pañales... adiós ¿Está preparado tu bebé?

Por qué no se puede quitar el pañal antes de tiempo