10 consejos para aliviar el calor de tu bebé

Consejos para aliviar al bebé cuando hace mucho calor
ISTOCK

Este verano se están registrando temperaturas muy altas. Temperaturas que afectan a nuestro estado de ánimo, y nos hacen sentirnos más cansados e irritables. Esto también influye, y en mayor medida, a los bebés, cuyo sistema de termorregulación aún está en pleno de desarrollo y su organismo no está acostumbrado a los cambios bruscos de temperatura.

Además de mantener al bebé fresquito para evitar que esté irritable, es aún más importante controlar los golpes de calor. Pueden llegar a ser graves en el bebé produciendo deshidrataciones con consecuencias complicadas. La Dra. Paloma Nacher, especialista en Neonatología del Hospital La Milagrosa de Madrid, ofrece una serie de consejos a seguir estos días para aliviar el calor de tu bebé y evitar padecer problemas de salud por soportar las altas temperaturas del verano.

10 trucos para aliviar el calor de tu bebé

1. Vestirles con poca ropa ligera y de algodón.

2. Evitar salir a la calle en las horas más fuertes de sol y calor (12.00-17.00) y situar al bebé en lugares sombríos.

3. Refrescarle a menudo con una toallita húmeda por los brazos y las piernas.

4. ¿Le ofrezco agua? En los niños con lactancia a demanda normalmente no es necesario aportar agua, pero ocasionalmente, ante un golpe de calor fuerte se les puedes ofrecer. El agua es un alimento que sólo lo admitirá si tienen sed. En los niños con biberón, siempre es recomendable llevar un biberón con agua fresca.

5. Si es posible, estos días tan calurosos, evitar las mochilas portabebés ya que el bebé viaja muy pegado al cuerpo de la madre o el padre que desprende mucho calor.

6. Utilizar los baños de agua fresca las veces que sea necesario (sin llegar a ser fría). Alivian el calor mejor que nada.

7. Colocar la cuna en el lugar más fresco de la casa.

8. Ventilar a primera hora de la mañana y a última de la tarde para intentar conseguir que la habitación esté a 22º, que es la temperatura óptima. No dudar en dejar ventanas abiertas, si es necesario, para que el aire se refresque.

9. Evitar el aire acondicionado. Es mejor usar los ventiladores que renuevan y refrescan el aire, pero sin ser aire artificial y reseco, por ejemplo, los ventiladores de techo. En caso de usar aire acondicionado, evitar que el chorro de aire frío le de a tu bebé directamente.

10. A la hora de viajar en el coche, enfriarlo previamente con el aire acondicionado y no meter al bebé en un automóvil recalentado al sol directamente. Después introducir al niño con el aire ya apagado y controlando el calor con las ventanillas. Si a pesar de ello, el calor es insoportable, poner el aire pero siempre con una ventanilla abierta parcialmente.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Dra. Paloma Nacher. Experta en Neonatología del Hospital La Milagrosa de Madrid.

Te puede interesar:

10 claves para proteger a los bebés de los golpes de calor

- Ideas para refrescar al bebé

- El verano del bebé: al aire libre

- La alimentación del bebé en verano

- La ropa del bebé en verano

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.