Mi bebé se chupa el dedo, ¿qué hago?

Mi bebé se chupa el dedo
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

La succión digital es un hábito nocivo difícil de quitar y con una capacidad deformante de la boca mayor que el chupete. Casi siempre hay un componente emocional y una personalidad especial. Suelen ser niños con una dependencia paterna importante y será el psicólogo quien mejor sepa como tratar el problema.

El especialista puede ayudar colocando en su boca aparatos que sirvan para recordar al niño que "se está llevando el dedo a la boca" pero, únicamente, a partir del momento en que el niño tenga deseos de dejar el hábito, ya que si "colocamos un aparato" y el niño no quiere dejarlo se seguirá chupando el dedo y empeorará la deformación en vez de mejorar.

Cuando tu hijo cumpla su primer año de vida deberás procurar retirarle el chupete y quitarle la costumbre de chuparse el dedito por la noche, ya que puede producir deformaciones maxilares.

Ojo con el chupete

El chupete tiene la función de colmar la necesidad de succionar que tiene el bebé. Si tu hijo cubre ésta con el amamantamiento o la lactancia y está tranquilo, no hay por qué colocar un chupete en su boca.

El chupete debe reunir todos los requisitos legales y sanitarios que establece la legislación. Todos tienen riesgo de interferir con el crecimiento de los maxilares deformándolos, por tanto, no puede recomendarse especialmente ninguno, aunque, si el niño va a usarlo, es mejor que sea pequeño y que los padres lo quiten al año de edad. Puede producir deformaciones dentales porque el volumen del chupete crea un espacio entre ellos, pero además puede dar lugar a alteraciones del crecimiento de los huesos maxilar y mandíbula que tienen un tratamiento más complicado.

Consejos para cuidar el desarrollo bucodental del bebé

1.  El chupete debe quitarse al año de edad. El grado de intranquilidad al retirarle el chupete es variable y depende del niño. Lo reclamará durante unos días y los padres tendréis que "aguantar esa etapa", por lo que es mejor elegir una época tranquila familiarmente.

2.  Cómo quitar el chupete al bebé. Los procedimientos son múltiples y dependerán del grado de madurez de vuestro hijo. Podéis utilizar una gran variedad de razonamientos o frases como: "se lo llevó el Ratón Pérez", "se ha caído por la ventana", "se ha perdido en la playa", "cariño, ya eres mayorcito y creo que deberías dejar el chupete", etc. A veces resulta útil cortar progresivamente pequeños trozos de la tetina, sin que lo vea el niño, para que cada vez sea menos gratificante.

Desde la aparición de los primeros dientes, es importante que incluyáis progresivamente en la dieta de vuestro hijo alimentos sólidos para un correcto desarrollo craneofacial y el ajuste maxilar. La excesiva alimentación con alimentos triturados, purés o papillas puede generar un trastorno en el crecimiento de la dentadura y una temprana aparición de las caries.

Paula Bodes
Asesora: Dra. Elena Barbería. Catedrática del Departamento de Profilaxis, Odontopediatría y Ortodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid.

Te puede interesar:

- Consejos para quitar el chupete

- Chupete, ventajas e inconvenientes

- Tipos de chupetes: guía para no perderte

- El chupete contra la muerte súbita del bebé

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.