Consejos para elegir la mejor cuna de viaje para bebés

Cuna, red, cuna de viaje, mamá y bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Tener un bebé en casa no tiene por qué suponer dejar de viajar. Aunque es cierto que viajar con el bebé implica transportar muchas cosas que necesita, también lo es que esto no tiene por qué suponer grandes esfuerzos. Las cunas para viaje facilitan mucho las excursiones en familia cuando tenemos un bebé, te contamos lo que debes tener en cuenta para elegir la mejor.

Elegir bien la cuna de nuestro bebé es muy importante porque ahí pasará las importantes horas de sueño. Por eso, por ejemplo, se aconseja que cuando son muy pequeños estén en minicunas y, por otro lado, a la hora de comprar una cuna de viaje es necesario tener en cuenta ciertos factores (además del precio) para evitar lamentaciones una vez que lleguemos a casa con la compra.

Claves antes de comprar la cuna de viaje

1.¿Desmontable o plegable? Por lo general, las cunas de viaje son o plegables o desmontables. Las plegables son algo más cómodas en tanto que no necesitas viajar con herramientas para volver a montar la cuna, y hoy en día vienen con unos sistemas muy sencillos de plegado. Aún así, valora esto según tu conveniencia, necesidades y, sobre todo, el espacio de tu maletero.

2.Altura. Busca una cuna de viaje que tenga varias alturas para poder aprovecharla durante más tiempo. Cuando tu hijo sea muy bebé, sube el colchón para tenerlo cerca, pero ve bajándolo conforme se hace más grande para evitar que se pueda caer. Además, muchas familias utilizan las cunas de viaje como 'miniparques' (con la base de la cuna abajo del todo), una opción muy interesante para ahorrar: tendrás dos muebles en uno. ¡Recuerda este truco antes de comprar un parquecito!

3.Ruedas. Los diversos modelos de cunas de viaje que existen tienen diferente número de ruedas. Es muy aconsejable que lleven ruedas en la funda para poder transportar la cuna con mayor facilidad y, por lo que respecta a la cuna propiamente dicha, que tenga dos en las patas de los extremos: así será más fácil su movimiento pero no perderás estabilidad.

4.Funda. Es recomendable también que busques una cuna de viaje que lleve funda. Ten en cuenta que en los trayectos la cuna se puede estropear, sobre todo cuando pongas el resto del equipaje encima, por lo que lo mejor es tenerla bien protegida para que te dure más tiempo.

5.Medidas. Mira bien las medidas de la cuna porque esto es otro punto importante: fíjate en que el colchón tenga unas medidas estándares o, al menos, iguales que las de tu cuna de diario (sea convertible o convencional): así le servirán las mismas sábanas que a la cuna de todos los días y no tendrás que hacer doble gasto.

6.Colchón. Al igual que pasaba en las cunas tradicionales, el colchón es algo muy importante a tener en cuenta. Normalmente las cunas de viaje incorporan un colchón más finito que se puede doblar para facilitar el transporte. Sin embargo, si el bebé va a dormir a menudo en la cuna no es aconsejable. Es mejor que te hagas con un colchón más grueso y firme, y también plegable, para que el bebé duerma con comodidad y descanse bien.

Por supuesto, a todo esto se le suman las medidas de seguridad: fíjate en que la cuna esté homologada, y mejor que tenga, al menos, dos de sus paredes de rejilla para que puedas controlar a tu bebé mientras duerme o juega en la cuna. ¡Que disfrutéis del viaje!

Ángela. R. Bonachera

Te puede interesar:

De viaje con el bebé, ¿qué me llevo?

- Cinco cunas baratas ideales para tu bebé

Los principales gastos del bebé y trucos para ahorrar

Cinco minicunas baratas

Claves antes de comprar una cuna para bebé

Qué son las cunas convertibles, sus pros y contras

Cómo elegir el mejor colchón para bebés y niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.