De viaje con tu bebé, el destino

De viaje con tu bebé
Foto: IMG IMAGE Ampliar foto

Alrededor de los 3 meses de edad, los bebés ya están en condiciones de viajar. El éxito del viaje con tu bebé depende mucho de la preparación del mismo, de la elección del destino y del transporte elegido. La planificación es de vital importancia para que un viaje con tu bebé salga bien.

Visita al pediatra antes de salir de viaje con tu bebé para que te indique qué medicamentos son básicos para tu "botiquín", por ejemplo: analgésicos, antiinflamatorios, gotas para oídos y nariz, termómetro... Pregúntale si es necesario ponerle alguna vacuna por el destino escogido y pídele consejo para afrontar los problemas de salud más comunes en los bebés, si fuese necesario.

¿Dónde vamos con el bebé?

Elegir un destino adecuado es fundamental para el bebé, reservando los lugares más exóticos para cuando sea más mayor. Debes hacer viajes que no requieran visitas largas, excursiones de todo el día, ni horarios inapropiados. Es importante tener en cuenta el clima y la temperatura del destino escogido para viajar con tu bebé.

1.   Vamos a la playa
A los más pequeños les encanta la arena, pero ten cuidado si ya gatea o anda. No es bueno que le bañes si el agua está muy fría. Puedes cogerle en brazos y refrescarle poco a poco, sin llegar a meterle en el mar. Evita las horas de más calor y ponle mucha crema fotoprotectora. Intenta que juegue debajo de una sombrilla, para que no pase mucho calor o se queme y protege su cabeza con un gorro. Dale agua con frecuencia y lleva una nevera pequeña donde puedas guardar líquidos y comida.

Recuerda que debes llevar sombrilla, protector solar, juguetes de playa, flotador, toalla, gorrito y camisita de manga larga para no quemarse. También son útiles los pañales especiales para el agua, que evitarán quitarle y ponerle el pañal continuamente.

2.   Explorando el campo y la montaña
Los niños disfrutan viendo animales y descubriendo paisajes que no están acostumbrados a ver: ríos, montañas, muchos árboles... El aire de las montañas es bueno para todos, pero hay que tener cuidado con la altura y la falta de oxígeno.

No olvides llevar algún producto para las picaduras de los mosquitos porque es posible que haya insectos, evita el agua de riachuelos y ríos y, sobre todo, protégele del sol, siguiendo las mismas indicaciones que para la playa.

Imprescindible, si viajas con tu bebé

-   No olvides lo importante que es el equipaje de mano. Debes prever posibles retrasos, por lo que tendrás que añadir más cantidades de todo: pañales, comida, ropa, líquidos, etc.
-   Es fundamental que lleves: la cartilla de la Seguridad Social o del seguro médico privado, la cartilla de vacunaciones y, si es posible, el teléfono de su pediatra o el contacto de algún médico para cualquier urgencia.
-   También es muy importante que, antes de viajar, tengáis localizados los datos del ambulatorio más cercano al lugar donde os quedéis, por si hay que acudir precipitadamente.

Natalia Hurtado. Profesora Colegio Santa María la Blanca

Te puede interesar:

- De viaje con mi bebé, ¿qué me llevo?

- Consejos para elegir la mejor cuna de viaje para bebés

Los principales gastos del bebé y trucos para ahorrar

Cinco minicunas baratas

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.