Trucos para cuidar los dientes del bebé

Cómo cuidar los dientes del bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Vigilar la salud bucodental del bebé ayuda a prevenir la caries y otras dolencias más severas. Estas lesiones dentales, si no se curan a tiempo pueden evolucionar en problemas, cuyo tratamiento supone, además, una alta inversión económica.
Estos problemas están causados en la mayoría de las veces por malos hábitos que podrían evitarse en el 90 por ciento de los casos.

Además de los daños físicos que se producen, hay que tener en cuenta las incidencias de tipo psicológico, pues una boca con problemas y antiestética puede debilitar la autoestima del niño.

Las caries y maloclusiones dentales en los bebés y niños

Poner en marcha estos trucos para cuidar los dientes del bebé es muy importante porque la falta de atención a los dientes de los niños supone un riesgo de sufrir problemas como las caries, maloclusiones u otras enfermedades más severas.

1. Las caries. Son la desintegración del diente y el deterioro de su raíz. Puede presentarse a cualquier edad desde que aparecen los primeros dientes. Por ejemplo, las llamadas "caries de biberón" se desarrollan a partir del primer año de vida en niños alimentados durante demasiado tiempo con biberones azucarados.

2. Las maloclusiones. Se producen por hábitos nocivos, como son la succión del dedo o el uso de chupete y el biberón hasta edades avanzadas. Se caracterizan porque el engranaje del maxilar superior y de la mandíbula inferior o la posición de las piezas dentales no es normal. Pueden crear caries, problemas gingivales, estéticos o en la articulación temporo-mandibular. Dichas patologías aparecen desde edad muy tempranas, pero los padres no las detectan hasta que los niños tienen aproximadamente seis años y comienzan el recambio dental.

3. Otras enfermedades dentales más serias que pueden afectar a los niños son:

-   La gingivitis. Es la inflamación de las encías, que enrojecen y sangran fácilmente. Si no se trata puede progresar hacia afecciones más serias.

-  La periodontitis agresiva en los adolescentes. Afecta principalmente a los primeros molares y los dientes incisivos (del frente). Es la pérdida severa de hueso alveolar y provoca que los pacientes formen muy poca placa dental o sarro.

-  La periodontitis agresiva generalizada puede comenzar en la pubertad y afectar a toda la boca. Produce la inflamación de las encías y acumulaciones grandes de placa dental y sarro. Con el tiempo puede provocar que los dientes se aflojen.

Prevención y cuidados dentales en los primeros 12 meses del bebé

¿Cómo podemos los padres evitar daños en la dentadura de nuestros hijos? Llevando a cabo las siguientes medidas, conseguiremos que la salud bucodental de los niños se encuentre en buenas condiciones.

- No endulzar el biberón, ni el chupete.

- Limpiar los dientes de los bebes después de alimentarlo y antes de acostarlo. Para hacerlo se cubre un dedo con un trozo de tela o gasa y se limpian los dientes y encías del bebé a fin de eliminar la suciedad.

- Amamantar al bebé. Las caries dentales producidas por el biberón no son comunes en los pequeños alimentados con leche materna.

- Evitar que el bebé se chupe el dedo, ya que el paladar puede deformarse y saldrán los dientes torcidos. Es mejor dar un chupete limpio adecuado.

- A partir del año, retirar el biberón y enseñarle a utilizar las tazas.

Prevención y cuidados dentales a partir del primer año del bebé

- El principal método para prevenir las caries es la limpieza de los dientes y la limitación del consumo de dulces.

- Visitar al odontopediatra con regularidad.

- Cepillarse los dientes después de cada comida. Es imprescindible antes de acostarte y tras levantarte.

- El cepillo debe de ser de un tamaño adecuado para su boca, tener un cabezal pequeño que pueda llegar a todas las zonas y ser de fibras ni muy duras, ni demasiado blandas.

- Utilizar pastas con flúor, pues crea una mayor dureza y resistencia en el esmalte dental y lo protege de las caries.

- Limpiarse con una pasta dentífrica infantil, menos abrasiva que las de adultos.

- Renovar el cepillo dental cada tres meses.

- Comenzar a utilizar a diario el hilo dental cuando los dientes se van juntando.

- Enjuagar correctamente la boca después del lavado.

- Seguir una nutrición sana. Alimentos como  los vegetales, yogur, queso o la leche contribuyen al fortalecimiento de los dientes. No son recomendables otros como las bebidas gaseosas o las galletas saladas.

Teresa Pereda

También te puede interesar:

Las caries del biberón

- Golpes en los dientes de los niños

La higiene bucal en los niños

Chupete, ventajas e inconvenientes

Prevención y tratamiento de la caries del biberón

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.