Guía básica para poner los pendientes al bebé

Pendiente bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

En España y los países de América Latina, existe la tradición de poner pendientes en la orejas de las bebés al poco tiempo de nacer, normalmente en sus primeras semanas de vida. Como esto es algo muy tradicional, normalmente se siguen los consejos de las madres, pero si no sabes bien cómo hacer los pendientes a tu pequeña, aquí tienes una guía básica.

Cómo debe ser el pendiente para el bebé

A la hora de elegir el pendiente para el bebé, encontrarás multitud de formas, colores y motivos. Por ello, te aconsejamos que sigas estas reglas:

-Simple: que el pendiente sea simple reduce los riesgos de desgarro. Esto descarta las argollas o las figuras que cuelgan del pendiente, por ejemplo.

-Tornillo: los padres usamos pendientes cuyo tornillo trasero queda algo afilado, lo cual no es para nada aconsejable para un bebé. El extremo final del pendiente debe ser de tipo "romo", es decir, la punta queda redondeada y así el bebé no se los clava en la piel. Asimismo, fíjate en la forma de introducir el tornillo trasero: debe ser a rosca.

-Material: debe ser hipoalergénico. Mejor oro de 14 kilates o plata, pues disminuiremos las reacciones alérgicas.

-Grosor del filamento. El filamento que queda introducido dentro de la oreja debe ser fino. Aunque la mayoría de pendientes para bebé que se venden en joyerías son óptimos, es bueno fijarse en el tamaño: si es muy gordo dificulta el colocado de pendientes.

Dónde hacer el pendiente al bebé

Los padres tenemos diferentes opciones a la hora de elegir el lugar donde poner los pendientes al bebé. Cada sitio tiene sus pros y sus contras, aunque en general hay unos lugares más recomendables que otros. Estos son todos los sitios donde te ofrecen el servicio de poner pendientes a los recién nacidos.

Hospitales: en algunos hospitales (principalmente privados, pero también en públicos) se ofrece el servicio de poner el pendiente al bebé antes de dar el alta tras el parto.

Enfermeros. En clínicas o a domicilio, hay enfermeros que ponen el pendiente a tu bebé. Esto es lo más recomendable porque se trata de personal sanitario profesional que ofrece más garantías.

Farmacia. Lo realizan los farmacéuticos o técnicos de farmacia. Aunque es un lugar más recomendable que otros que veremos a continuación, tampoco es la mejor opción, ya que los farmacéuticos no son pediatras ni enfermeros.

Joyerías. En el mismo lugar en el que compras el pendiente para tu bebé te ofrecen hacerlo, aunque no es lo más recomendable para bebés o niños.

Establecimientos de piercing: es aun menos recomendable ya que no están acostumbrados a trabajar con bebés.

Métodos para poner los pendientes a los bebés

Además de diferentes lugares para poner los pendientes, existen multitud de métodos o técnicas, que también tienen ventajas e inconvenientes:

-Pistola perforadora. Es el método utilizado en farmacia y joyería. Es más barato, rápido y en el precio te incluye un pendiente básico. Sin embargo, el personal que hace uso de esta técnica no está cualificado y el método suele generar problemas de cicatrización por ser una técnica muy brusca.

Asimismo, al ser la pistola perforadora un material reutilizable que no llega a esterilizarse (aunque sí a limpiarse), puede provocar infecciones y enfermedades. Por otro lado, otra desventaja es que el pendiente suele ser inadecuado para el bebé, pues es uno específico para la perforadora.

Aguja: es el método utilizado por las enfermeras, por lo que es lo más recomendado al ser una técnica aséptica que permite elegir unos pendientes idóneos. El proceso es más suave y preciso (por lo que el daño para el tejido es inferior) y el personal que lo elabora está cualificado.

Entre las desventajas se encuentra que los pendientes no están incluidos en el precio (los llevas tú), además es más caro y el proceso es algo más largo, aunque no mucho: se pueden tardar unos dos minutos en poner los dos pendientes.

Ángela R. Bonachera

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.