Los árboles de chupetes de Escandinavia: el paso de bebé a niño

Arbol de chupetes
Foto: FLICKR/MALOUETTE Ampliar foto

Cada lugar, cada país, incluso cada familia, tiene sus costumbres y tradiciones propias que conforman su cultura. Dentro de estas tradiciones, los diferentes rituales suelen tener un lugar importante, sobre todo cuando se trata de acciones que simbolizan el paso de una etapa a otra. Por ello, hoy os hablamos de los árboles de chupetes de Escandinavia.

En los países hispanos (España y América Latina), la mayoría de nuestros rituales tienen que ver con la religión: la Primera Comunión, la Confirmación... aunque también tenemos otros cuyo origen no está muy claro, como el de poner pendientes a los bebés a los pocos días de nacer.

La mayoría de los rituales, no obstante, tienen que ver con los cambios en las personas y, en concreto, el paso de una edad a otra: de la infancia a la pubertad o de la pubertad a la vida adulta. Cuando conocemos otras culturas diferentes, nos encontramos interesantes costumbres que pueden sorprendernos pero que siempre es bueno conocer, pues conocer a los demás nos hace ser mucho más tolerantes.

Ritual de la "madurez" en Escandinavia

En Escandinavia tienen un interesante ritual que simboliza el paso de la más tierna infancia a la niñez más "mayor": el llamado Suttetræ, que traducido significa "el árbol de los chupetes". Se celebra en muchas ciudades escandinavas de Suecia, Noruega y Dinamarca y se remonta años atrás: durante generaciones los niños cuelgan sus chupetes de los árboles para demostrar su paso de ser bebés a niños grandes.

Seguro que muchos padres conocen lo difícil que es conseguir que los pequeños dejen el chupete... pues los progenitores escandinavos parecen haber encontrado (no se sabe si adrede o no) la solución: motivan a los niños a dejar el chupete por todo lo que ello simboliza en su cultura.

"La idea es que el niño, o en su defecto sus padres, cuando sienta que ya no quiere o necesita el chupete, haga una especie de ritual sacrificio para dejarlo ir", cuentan en la revista de Wall Street Internacional, que explican este interesante y peculiar rito. "La idea es que sea llevado a uno de los árboles dedicados a ello para que lo cuelguen y marque así su transición a la siguiente etapa de su vida", matizan.

La costumbre es que la familia entera vaya a la zona donde están los árboles para colgar los chupetes y, como los niños no llegan a sus ramas, los padres los levantan para que sean ellos mismos los que cuelguen el símbolo de su paso de bebé a "niño grande". Asimismo, el chupete suele estar acompañado por una carta escrita por el niño diciendo adiós a su compañero desde que nació.

"Psicólogos escandinavos aseguran que todo esto ayuda al niño a que aprenda dejar las cosas que ya no le sirven", explican en la revista, que indican que este rito deja "una imagen positiva en su mente". De hecho, es muy común que los niños vuelvan a la zona cuando son adolescentes o adultos y muestren su chupete a sus amigos o nueva familia.

Suttetræ, el árbol de chupetes

Como se ha comentado, los árboles de chupetes suelen estar especialmente pensados para ello: no irás por un parque o la calle y verás a todos los árboles con chupetes colgados. Entre los más famosos y visitados por turistas hay uno cerca de la entrada del Parque Frederiksberg de Copenhague (Dinamarca). También hay uno muy bonito en el museo al aire libre y zoológico Skansen, en Estocolmo (Suecia).

Además, con la globalización, muchas costumbres de unos sitios pasan a otros lugares muy lejanos, y así ha pasado con los árboles de chupete de Escandinavia: ahora están en otros países como Estados Unidos, donde está comenzando a ponerse de moda esta costumbre como incentivo para que los niños dejen los chupetes gracias a la celebración de un rito muy especial.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Consejos para quitar el chupete

- Ventajas e inconvenientes del chupete

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.