Síndrome de abstinencia neonatal, cómo prevenirlo en el embarazo

La dieta durante el embarazo marca el devenir de los más pequeños.
ISTOCK

La vida del hijo transcurre durante 9 meses en el vientre de su madre. Una etapa en la que la mujer tiene un gran papel en el desarrollo del bebé ya que ella a través del cordón umbilical alimenta al bebé y le transmite todo lo que ella come o ingiere. Un ejemplo es la toma de medicamentos u otras sustancias que también alcanzan al feto, productos que pueden causar problemas en ellos.

Es el caso del síndrome de abstinencia neonatal que hace que los niños experimenten una dependencia hacia determinados productos que, aunque nunca las hayan probado. Un efecto de la ingesta de la madre durante el embarazo de medicamentos susceptibles de generar adicción que se transmite a los hijos, quienes una vez nacidos pueden presentar graves problemas de salud o psicológicos.

Influencia a largo plazo

En España, según datos de la Asociación Española de Pediatría, AEP, entre los años 1992 y 2001, aproximadamente en 75 de cada 10.000 recién nacidos la madre había estado expuesta a drogas de abuso durante el embarazo. De todos estos recién nacidos, 8 de cada 10 fueron diagnosticados de síndrome de abstinencia. ¿Cómo puede afectar a largo plazo esta situación?

Un estudio realizado en Australia congregó a 2234 niños diagnosticados de síndrome de abstinencia. Estos casos fueron comparados con la población general. Los resultados indicaron que el riesgo de no alcanzar el mínimo para pasar de curso fue de más del doble en los niños que presentaron este problema que en el resto.

Una diferencia se hizo latente entre el tercer y el séptimo curso. A medida que aumentaba la edad de los niños, más clara quedaba la influencia del síndrome de abstinencia en ellos. Desde el Lucile Packard Children's Hospital de Stanford indican los siguientes síntomas como los más comunes en los menores con este problema:

- Temblores

- Irritabilidad

- Problemas para dormir

- Tono muscular rígido

- Reflejos hiperactivos

- Convulsiones

- Bostezos, congestión nasal y estornudos

- Vómitos

Prevención del síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia neonatal es muy fácil de prevenir. Basta con dejar de lado las sustancias adictivas durante el embarazo. Al mismo tiempo, habrá que hablar con el ginecólogo sobre las posibles consecuencias de la toma de medicamentos en este periodo. Lo mejor en estos casos es establecer una dieta y decidir qué es recomendable y qué no es recomendable ingerir en la gestación.

Estas son algunas de los medicamentos que deben ser comunicadas al ginecólogo en el caso de que se estén tomando durante el embarazo:

- Codeína

- Hidrocodona

- Antidepresivos

- Oxicodona

- Tramadol

- Benzodiazepinas y otros productos para facilitar el descanso

Damián Montero

Te puede interesar:

- La importancia del calcio en el embarazo

Consejos para un buen parto

¿Dónde dar a luz?

¿Es necesario prepararse para el parto?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.