Los alumnos españoles mejoran la compresión lectora pero la siguen suspendiendo

Los alumnos españoles han mejorado en comprensión lectora en el último lustro.
ISTOCK

Las letras y las palabras están presentes en nuestras vidas de numerosas formas. Desde una pequeña nota para avisarnos de un recado hasta un libro repleto de fascinantes historias. En cualquier caso, lo más importante para saber qué nos quieren decir estos símbolos es saber reconocerlos, no solo eso, sino comprender bien lo que el autor ha escrito previamente.

Por ello la comprensión lectora se convierte en una habilidad muy importante para los más pequeños de la casa. ¿Cuál es el nivel entre los estudiantes de España? Sobre ello habla el informe PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study) que elabora la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo, IEA por sus siglas en inglés. Según los datos de este trabajo en este país se ha mejorado, pero todavía queda por hacer.

Aumento del nivel

Las buenas noticias del informe PIRLS es que España ha experimentado un gran aumento en los niveles de compresión lectora en el lustro que abarca de 2011 a 2016. Un crecimiento que sólo ha sido superado por Australia y que demuestra los resultados que se han obtenido en educación durante todos estos años. La mala noticia es que la media de los alumnos sigue por debajo del aprobado en la OCDE.

España ha conseguido 528 puntos en PIRLS. Dentro del mismo la media de los 50 países participantes queda en 500 puntos, por lo que en este caso sí se consigue el aprobado. Sin embargo, la comparación con los números del informe PISA, la realidad es otra ya que los estudiantes se quedan a 12 puntos el aprobado y a 11 si se toma como referencia las encuestas realizadas por la Unión Europea.

En comparación con otros países, España supera a Francia que obtiene 511 puntos y Bélgica, con 497. A la cabeza del ranking aparece Rusia con 581, país al que le sigue Singapur con 576 y Hong Kong con 569. La mejor valoración de esta evolución la da Dirk Hastedt, director ejecutivo la IEA, quien señala que hay que fijarse más en la evolución de los resultados que en los mismos.

Mejorar la comprensión lectora

España ha mejorado en lo que a lectura comprensiva se refiere, pero todavía queda mucho por hacer. En este sentido, desde casa también se puede trabajar apoyando al niño a ello. Estas son algunas propuestas de Ángel Sanz Moreno, miembro de la UNED:

- Tomar conciencia. Lo primero para saber si se ha comprendido un texto es preguntárselo a los niños, comprobar el nivel del que se parte para ver cuánta mejora se necesita y si el menor aunque sea un poco entiende lo que ha leído.

- Entender el objetivo. Una ayuda muy buena para mejorar la comprensión lectora es que el niño sepa a qué tipo de texto se enfrenta: ¿es un cuento, es una opinión, es una información aportada en datos? Preparar la mente para la categoría de lectura ayudará en gran medida.

- Organizar la información. Categorizar la información que se lee es de gran ayuda, por ejemplo al enfrentarse a una historia, organizar cronológicamente él contenido es de gran ayuda.

- Sintetizar información. ¿Toda la información es importante? Ayudar al niño a encontrar los puntos clave será de gran ayuda a la hora enfrentarse a un texto.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Niños lectores: ¿existen fórmulas mágicas?

- 10 libros para padres que debes conocer

- Dejar que los hijos elijan qué quieren leer mejora sus habilidades de lectura

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.