Actualizado 19/05/2022 12:48

Cómo aprobar la EVAU evitando distracciones y pautando los descansos

Trucos para el éxito en el examen de la EVAU
Trucos para el éxito en el examen de la EVAU - ISTOCK

Estudiar no consiste en sentarse horas delante de unos apuntes, ya que esto no resulta productivo. Sabemos que nos jugamos mucho al preparar el examen de la EVAU, que todas las décimas cuentan para acceder a la universidad y que son muchas asignaturas y el temario es muy amplio.

Todos estos factores hacen imprescindible que las horas de estudio cundan, sean productivas y estén bien organizadas para que consigamos llegar mentalmente frescos a la semana de éxamenes y conseguir dar lo mejor de nosotros mismos y del esfuerzo realizado para la preparación de la EVAU.

Técnicas y trucos para aprobar el examen de la EVAU

Para administrar el tiempo de forma eficiente y aprobar la EVAU, existen técnicas como la pomodoro. La técnica pomodoro consiste en organizar sesiones de estudio de 25 minutos de duración seguidos de 5 minutos de descanso. Cada uno de estos bloques corresponde a un pomodoro y cada cuatro pomodoros podemos tomarnos un descanso largo de entre 30 y 30 minutos. Organizar la planificación inicial de la sesión de estudio siguiendo ya esta técnica puede hacer que resulte más fácil la tarea inicial.

Antes de empezar con el temario, se deben dedicar unos 10 minutos a organizar y preparar aquello que se va a estudiar. Para ser más efectivos, lo ideal es comenzar por el contenido más complicado, es decir, aquello que va a requerir tener una mayor concentración ya que el cerebro al principio estará más activo y descansado; y terminar por aquellas tareas más sencillas. Cuando se realice una de las actividades marcadas es conveniente tomar un descanso antes de continuar con la siguiente.

Llevar una planificación ayuda a optimizar el tiempo. De esta forma, visualmente se podrá ver que hay que hacer y cuánto tiempo queda de sesión de estudio.

El estudio requiere de organizar una rutina y llevarla a cabo siempre a la misma hora. Siguiendo esto, el cerebro es capaz de prepararse cuando llegue el momento de empezar con la sesión de estudio. Además, manteniendo siempre el mismo horario, es más fácil evitar la pereza.

Hay que ser conscientes de que cuando se realiza una tarea, la mayor parte de la capacidad de concentración debe estar puesta en esta, más si se trata de estudiar. Poner el móvil en modo avión, desactivar las notificaciones de cualquier dispositivo y evitar la televisión o música que pueda distraer son algunas acciones que ayudarán a mantener la concentración. Escuchar música ambiental o con sonidos de la naturaleza es un truco para conseguir prestar mayor atención al temario.

Es conveniente contar con un espacio preparado para el estudio. Al igual que ocurre con marcar un horario, estudiar siempre en el mismo lugar ayuda al cerebro a coger una rutina de trabajo.

El espacio que se escoja debe estar bien acondicionado para realizar la tarea y debe tener un orden, lo que favorecerá a conseguir una organización mental. En el escritorio solo se debe tener lo fundamental para estudiar, eliminando cualquier posible distracción -incluyendo libros y apuntes de otras materias y, por supuesto, los dispositivos tecnológicos-.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Academia Play

Te puede interesar:

- Cómo superar la ansiedad en los exámenes

- Exámenes: consejos para la noche anterior

- Para aprobar, hay que dormir

- 6 técnicas de estudio claves para aprobar los exámenes