Actualizado 28/10/2016 10:39:38 +00:00 CET

Encargos a medida para que los niños aprendan a ser responsables

Encargos a su medida para aprender a ser responsable
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

A partir de los 6 años, los niños suelen estar encantados de poder ayudar a sus padres: cargar bultos, coger el teléfono... Ninguna prueba es suficiente para pararles los pies. Debemos aprovechar esta natural inclinación a complacer y a colaborar para fijar en ellos el hábito de la responsabilidad a través de los encargos a medida.

Sería inútil esperar que un niño sea responsable y trabajador en sus estudios si desde pequeño no se le inculcaron estos hábitos mediante la práctica de algunos encargos tan cotidianos como poner o quitar la mesa.

Mil y una oportunidades de encargos para colaborar en casa

Lo que está claro es que para que los niños, a partir de los 6 años, progresen tendremos que ofrecerle mil y una oportunidades de encargos que le permitan practicar y fijar este hábito. Y mucho mejor si dichas oportunidades guardan un cierto orden y sentido. Establecer como principio que cada actividad tenga su momento en el día o en la semana suele ser una fórmula que ofrece muy buenos resultados.

1.  Los fines de semana. Cuando llegue el fin de semana, por ejemplo, nuestro hijo debe ser consciente, pues así se lo habremos explicado, de que por la mañana tendrá que realizar ciertas tareas o encargos. Mientras que nosotros limpiamos el polvo él podrá hacerlo cerca. Así entenderá que la casa se limpia a primera hora y que debe mantenerse lo mejor posible a lo largo de la jornada. Después, podemos irnos con él a hacer los recados de la semana, instándole a que cargue con los bultos menos pesados y haciéndole ver que su colaboración es una gran ayuda para nosotros.

2.  Entre semana. A lo largo de la semana, como dispondrá de menos tiempo, podrá encargarse de otras obligaciones como cuidar y ordenar los objetos de su uso y propiedad (ropa, utensilios de aseo, libros...), trasladar la ropa sucia desde su cesto correspondiente a la lavadora, cuidar su mascota o atender el teléfono cuando se encuentre cerca.

Consejos para ser responsables con los encargos

1.  Constancia. Si realmente deseamos que nuestro hijo comience a adquirir ciertas responsabilidades tendremos que ser constantes. No podemos delegar en él unas cuantas obligaciones y luego permitir que no cumpla con ellas.

2.  Colaboración. Para los niños cuestiones tan sencillas como limpiar unos zapatos suelen entrañar serias dificultades. Precisamente por ello, y sobre todo al principio, nuestro hijo necesitará de nuestra constante presencia y colaboración.

3. Cómo se hace. Cada vez que le encarguemos una obligación nueva, debemos razonar el porqué de nuestra decisión y explicándole con detalle cómo se hace con ejemplos. De este modo, le resultará mucho más fácil ser responsable y cumplir con cada uno de los encargos.

4.  Da ejemplo. Igual que el niño tiene que asumir sus responsabilidades también nosotros debemos hacer lo mismo. Si nosotros no damos ejemplo y somos los primeros que dejamos todo "manga por hombro" no cabe duda de que nuestro hijo por pura imitación terminará haciendo lo mismo.

5.  Evita hacer distinción de tareas. No hagamos distinciones entre tareas de niños y tareas de niñas. Todos tienen que colaborar en casa de igual manera ya sea limpiando el polvo, fregando el suelo o comprando el pan los domingos por la mañana.

6. Evita hacerlo por él o ella. Los niños perezosos no nacen así. En ocasiones somos los propios padres los que fomentamos actitudes de estas características. Por ello, no debemos caer en la tentación de hacer nosotros lo que el niño pueda realizar por sí mismo.

Tabla de encargos para los niños

Tabla de encargos

Una buen plan para que el niño no olvide sus obligaciones es ayudarle a elaborar una tabla con cada una de las tareas que debe realizar a lo largo del día. Así, con un simple golpe de vista podrá descubrir lo que "le toca" hacer por la mañana, las tareas de la tarde o, simplemente, cuáles son los encargos del fin de semana.

Elena López
Asesor: Antonio J. Alcalá. Profesor de Primaria y licenciado en Filología.

Más información en el libro Tu hijo de 6 a 7 años, de Blanca Jordán de Urries. Editorial Palabra.

También te puede interesar:

- 30 ideas de encargos para tus hijos

- Educar en el orden: los encargos

- La crisis de personalidad de los niños de 6 años

- Niños de 6 años, la edad de la transición

- El desarrollo emocional e intelectual de los niños de 6 años