Cómo lograr que los niños con autismo disfruten de la Navidad

26 Diciembre, 2012

Para la mayoría de niños, las fiestas de Navidad son días llenos de ilusión y fantasía, pero para aquellos que padecen autismo, las fiestas pueden convertirse en un factor estresante. Así como la mayoría de niños vive las fiestas de Navidad con ganas e ilusión, para los niños con autismo o con otros trastornos de aprendizaje pueden significar días de mucho estrés.

La interrupción de la rutina diaria, el acudir a lugares desconocidos, respirar nuevos olores, tener la casa llena de ruido y gente, etc. pueden suponer para el niño un exceso de estrés.

Estas indicaciones giran alrededor de la importancia de una planificación previa, ya sea explicando al niño lo que se encontrará los próximos días, hablando con los familiares para que tengan en cuenta las necesidades del pequeño, etc. En todo caso, la preparación del niño es la clave.

Leer más: FAROS Hospital Sant Joan de Déu

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.