Contra el TDAH, un diagnóstico temprano

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

El abandono prematuro de los estudios es cada vez más frecuente entre los jóvenes menores de 19 años, muchos de ellos impulsados por padecer  lo que se conoce como Trastorno por Déficit de Atención con o sin hiperactividad (TDAH). Ante esto, los investigadores aconsejan el diagnóstico precoz del TDAH con el objetivo de reducir el fracaso escolar y la posible aparición de trastornos psicológicos en adultos.

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico de carácter crónico que suele ser de transmisión genética. Los síntomas varían dependiendo de la edad del niño, aunque también suelen estar presentes igualmente en la edad adulta.  Se trata de un fallo en los circuitos cerebrales de los que parte la inhibición y el autocontrol que son necesarios para realizar cualquier tarea, de ahí que este trastorno afecte sobre todo en el ámbito escolar y académico, aunque también está presente en el familiar. Actualmente, solo un 2,5 % del 7% de niños que padecen Trastorno por Déficit de Atención está diagnosticado.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH?

1.  Falta de atención para organizar y desarrollar tareas escolares
2.  Evitan tareas que requieren esfuerzo mental
3.  Se distraen con estímulos irrelevantes,
no prestan atención a las instrucciones y pierden o descuidan los elementos que necesitan para desempeñar las tareas.
4.  Les cuesta quedarse sentados mucho tiempo en algún sitio, se levantan con frecuencia y mueven constantemente  las manos o los pies.
5.   Hablan en exceso y expresan sus emociones con mayor intensidad.
6.  Actúan sin pensar y pierden con facilidad la paciencia.
7.  Hablan en momentos inoportunos e interrumpe a los demás en conversaciones, juegos y explicaciones.

La primera cura para el TDAH: el diagnóstico

Un diagnóstico correcto y a tiempo es el primer paso necesario para un tratamiento efectivo del TDAH. Los niños que padecen este síndrome son inquietos, despistados, impulsivos... .Ante  las sospechas, los padres, los docentes o los pediatras deben someter al niño a una evaluación clínica por medio de los profesionales adecuados para conseguir un diagnóstico correcto según el correspondiente informe clínico.

El doctor Manuel Fernández, coordinador del Grupo de Estudio del TDAH, considera que es fundamental realizar un diagnóstico precoz de este problema,  opinión que está avalada por una investigación publicada en Research in Developmental Disabilities : "la intervención temprana en la falta de atención infantil podría compensar la disfunción escolar en la infancia tardía y la adolescencia".

Nuevas medidas para diagnosticar el TDAH

La Sociedad europea de Neurología Pediátrica ha reunido a investigadores del TDAH para poner en común propuestas destinadas a paliar esta irregularidad que padecen cada vez más niños en España. Entre dichas propuestas, el doctor Fernández  ha presentado los resultados del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica de un test de ayuda al diagnóstico basado en la realidad virtual. Se trata de medir el rendimiento de la atención, la impulsividad, la velocidad de respuesta y la hiperactividad mediante un programa informático que recrea un aula escolar con los distractores propios de la misma.

Este estudio, conocido como Aula Nesplora, ha sido realizado con 1300 niños de entre 6 y 16 años para obtener las normas con las que se evaluará a la población clínica, y tales han sido sus resultados que el estudio Aula ya ha sido adoptado por  cinco centros hospitalarios y más de un centenar de clínicas, gracias también al  desarrollo de este sistema por científicos españoles en colaboración con la Clínica Universidad de Navarra.

El objetivo de estos nuevos sistemas es conseguir que el porcentaje de pacientes diagnosticados aumente para conseguir que todos los niños con TDAH tengan una calidad de vida igual a la de los demás.

Ana Vázquez Recio

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.