Antidepresivos en el embarazo

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

La toma de medicamentos durante el embarazo es un tema delicado y debemos de tener claro cuáles están indicados y cuáles no. Y, ¿en el caso de los antidepresivos?, ¿podemos tomarlos si estamos embarazadas? En cuanto a los antidepresivos, la relación riesgo-beneficio debe decirla el médico cuando se plantea la cuestión de si es adecuado el tratamiento en la mujer embarazada.

Si estás embarazada y consideras que tienes síntomas de depresión, quizá hayas consultado a un especialista y te haya recetado un medicamento antidepresivo. El embarazo trae consigo múltiples cambios y es importante que tu estado de ánimo esté bien, ya que esa sensación no sólo repercute en tu vida, sino en la de tu bebé, que sigue el estado de tus emociones desde el útero.

Depresión durante el embarazo

La depresión se presenta durante el embarazo debido a los cambios hormonales y fisiológicos importantes que padece la mujer embarazada, y la mayoría de ellos no son tratados. Entre el 10 y 12 por ciento de las mujeres embarazadas padecen síntomas depresivos y hasta un 13 por ciento de las embarazadas con depresión toman antidepresivos en esta etapa. La mujer medicada con antidepresivos SSRI en la última parte del embarazo puede presentar alguna alteración, pero no debería de interrumpir el tratamiento, ya que el riesgo por recaída es mayor.

Los antidepresivos y la mujer embarazada

Estudios han demostrado que es un error considerar que durante el embarazo no se pueden tomar ansiolíticos o antidepresivos y dejar de esta manera a la mujer sin tratamiento. Nada es más importante que mantener su bienestar emocional durante el embarazo.

Esto se ha podido afirmar debido al seguimiento realizado por el Centro Asher para el Estudio y Tratamiento de los Desórdenes Depresivos de la Universidad Northwestern, en los Estados Unidos. El estudio se centró en un grupo de 77 mujeres, todas ellas embarazas y con síntomas de depresión. Del total, 46 se encontraban en tratamiento y las 31 restantes no.

Tras dar a luz, se midieron y pesaron a los bebés que nacieron de estas mujeres en cuatro ocasiones a lo largo de su primer año de vida y pudieron comprobar que el 20 por ciento de las mujeres en tratamiento tuvieron a niños un poco prematuros frente al 10 por ciento de niños prematuros de aquellas que no estaban en tratamiento.

Por último, se hizo un seguimiento de los bebés durante los primeros años de vida y no encontraron diferencias ni problemas en el desarrollo de ninguno de los niños nacidos durante el estudio.

Los antidepresivos y el bebé

Uno de los momentos más críticos para el feto en el embarazo se encuentra cuando se produce la división celular, ya que permite el desarrollo y crecimiento. Por lo tanto, en los primeros meses del embarazo es cuando existe un mayor riesgo para el feto en desarrollar malformaciones y debemos de tener cuidado en la alimentación y en los medicamentos que tomamos. 

Antes de tomar la decisión de empezar o continuar un tratamiento antidepresivo debemos consultar con nuestro médico y siempre hacer un balance entre los beneficios y los riesgos que nos proporcionarían. 

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.