Actualizado 31/07/2020 3:33:22 +00:00 CET

Autonomía infantil: deja que hagan su propio cambio de armario

Autonomía infantil: deja que hagan su propio cambio de armario
Autonomía infantil: deja que hagan su propio cambio de armario - ISTOCK

La primavera ya está aquí y toca hacer el famoso cambio de armario. Ahora que pasamos más tiempo en casa con los niños es el momento perfecto para sacar toda la ropa de invierno del armario y hacer hueco a la de primavera-verano.

Seguro que a tus hijos les encantará volver a ver sus camisetas preferidas y sus pantalones cortos, y además se lo pasarán en grande probándose toda la ropa guardada, la de la temporada pasada y la que pueden ya heredar de sus hermanos, para organizar un cambio de armario de primavera-verano perfecto.

Lo cierto es que el confinamiento está viniendo muy bien para ordenar cajones, armarios, estanterías... y darle una vuelta a la casa en general. Precisamente, con la llegada de la primavera casi es obligatorio realizar una limpieza a fondo y ahora tenemos la excusa perfecta para llevar a cabo este cambio de armario en familia.

Crece en autonomía infantil: haz tu propio cambio de armario

Armario infantil

Hacer partícipes a los niños de que hagan su propio cambio de armario no solo les ayuda a poner en práctica valores como el orden, sino que además contribuye a que crezcan en autonomía y en autoestima. En este sentido, el psicólogo Emilio José Núñez asegura que " el hecho de que los niños ayuden a organizar sus armarios tiene importantes beneficios para su autonomía. El niño sabrá en todo momento dónde están sus cosas, y cuando llegue el momento de utilizarlas podría hacerlo sin ayuda".

Seleccionar la ropa que va al armario, organizarla por categorias y colores, situarla en un lugar estratégico para tenerla más a mano... son acciones que a los niños les traen muchos beneficios. "A la hora de elegir qué se queda y qué no, les estamos dando participación, les ayuda a tomar decisiones con más seguridad y a ir adquiriendo responsabilidades. El tener control de sus cosas y poder tomar decisiones puede también influir en su autoestima. Cualquier edad es buena para realizar con ellos esta tarea", sentencia Núñez.

El orden genera emociones positivas

En general, muchos niños abren un dia el armario y se encuentran que la primavera ha llegado porque mamá o papá lo han modificado. Y ahora, ¿dónde está cada cosa? Participar en el cambio de armario ofrece a los niños una sensación de tranquilidad generada por el orden y otra de seguridad basada en saber dónde buscar porque cada cosa está en el lugar donde ellos la han puesto. Por tanto, es bueno que los niños sepan que existe un espacio personal y otro espacio común, al que también deben contribuir para que se mantenga ordenado.

Emilio José apunta que "aunque en las cosas personales de cada uno, es normal que cada niño tenga sus propias normas no escritas de orden, en las cosas de la casa, que afectan a toda la familia, sí es bueno tener unas normas generales de orden. Estas normas evitan explosiones emocionales de ira, al no encontrar ciertas cosas o cuando las zonas comunes de la casa son invadidas por objetos de unos u otros, e interfieren en la vida de los demás".

Sin embargo este experto, recomienda ordenar la ropa por categorías y colores, una tarea en la que los peques pueden volverse todos unos expertos. "El orden y la organización evita la sensación de no tener a mano lo que uno pueda necesitar un día específico porque no lo encuentra o no está a mano. Incluso podría llegar a causar tristeza, al tener que enfrentar a imprevistos. Y el no poder tener todo ordenado y organizado a tiempo causa sensación de no tener control de la situación, del tiempo, del ritmo de vida", comenta Núñez.

5 reglas de oro para que los niños hagan su cambio de armario

1. Planificación. Propón un día concreto para realizar el cambio de armario y dispón de todo lo necesario para hacerlo: cajas, maletas, organizadores... Saca primero todo lo que hay dentro correspondiente a la ropa de invierno y deja que tus seleccionen aquello con lo que se quieren quedar (camisas, sudaderas...). Después, lo más recomendable es doblar y apilar la ropa de invierno que vamos a guardar en cajas o maletas hasta la próxima temporada. A continuación, sacad la ropa de primavera-verano. Lo más recomendable es que los niños vayan probándose cada prenda para asegurarse que es de su talla y la vayan colocando en el armario.

Y como recuerda el psicólogo, "el cambio de armario también genera ansiedad y estrés pues implica cambiar en un periodo corto de tiempo todo el vestuario. Si se hace tarde se viste ropa que abriga demasiado, si se hace pronto durante días uno va con frío. Para evitar estos estados de ánimo es fundamental la planificación", comenta Núñez.

2. Organización. Tanto si se trata de armarios grandes, como de armarios más modestos, la clave está en marcar un sitio para cosa. Para ello, los niños pueden poner etiquetas de papel en la cubierta de los cajones para camiseta, ropa interior, ropa de deporte... Conviene dejarles claro que es lo que debe ir colgado: vestidos, camisas, pantalones, faldas... 

3. Deshazte de aquello que ya no se utiliza. Según Núñez, "es recomendable aprovechar el cambio de armario para desprendernos de muchas prendas para aligerar el contenido del armario". Los peques pueden elegir una caja para despositar todas las prendas que se les han quedado pequeñas, para que luego los papás y las mamás puedan donarlas.

4. Realizad upcycling. Es una práctica muy divertida para hacer en familia que consiste en reconvertir las prendas que no se usan en algo nuevo, por ejemplo una falda vaquera en un bolso. Además de ser una actividad muy entretenida, estimula la imaginación y tendrán la sensación de estrenar algo nuevo hecho por ellos mismos.

5. Se lava y se estrena. Antes colocar las nuevas prendas más primaverales en el armario, es conveniente limpiar completamente el armario y meter en la lavadora todo que estaba guardado de la temporada anterior, sobre todo, si ha estado en un trastero o en un sótano. Esta es otra tarea en la que los peques pueden participar. La ropa guardada puede haber cogido olores o encontrarse en mal estado. Es importante lavarlo todo cuidadosamente para que todo lo que se introduzca en el armario esté perfectamente preparado para el nuevo uso.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Cambio de armario, cómo empezar la operación verano con buen pie

- 10 consejos de limpieza para una casa reluciente

- Los colores de tu ropa, ¿qué dicen de ti?

- La ropa en los adolescentes

- Cómo vestir en casa