Actualizado 29/05/2020 15:15:16 +00:00 CET

Los niños zurdos: cómo vivir en un mundo de diestros

Ideas para que los niños zurdos se acostumbren a vivir en un mundo de diestros
Ideas para que los niños zurdos se acostumbren a vivir en un mundo de diestros - ISTOCK

En un mundo hecho a la medida de los diestros, los niños zurdos pueden encontrar ciertas dificultades en el día a día.Y es que, desde su nacimiento, han de acostumbrarse a vivir en un mundo que funciona absolutamente al revés. ¿Podríamos hacer algo por ellos?

Hoy por hoy, se estima que el porcentaje mundial de zurdos asciende al diez por ciento de la población. Aún sí, la mayoría de los expertos afirman que esta cifra es todavía mayor (alrededor del 25% de la población mundial), sobre todo si se tienen en cuenta las estadísticas que hacen referencia a los denominados "zurdos reeducados".

Tendencia natural hacia la izquierda

Al nacer, todos los niños son ambidiestros. Es alrededor de los 17 meses cuando los padres pueden comenzar a detectar una cierta preferencia del niño por usar una u otra mano. Si no se llega a influir en él de ninguna forma, el pequeño continuará con esa tendencia a lo largo de todo su desarrollo.

La causa biológica de este proceso se origina, precisamente, en el cerebro de los seres humanos. Éste, se encuentra formado por dos hemisferios idénticos en forma de nuez. Según sea el lado que más se desarrolle durante el crecimiento del niño, así queda definida la lateralidad de la persona en cuestión para el resto de su vida.Así, si es el hemisferio izquierdo el más desarrollado, éste dominará el lado derecho y el niño será "diestro". Si, por el contrario, es el derecho, éste dominará el lado izquierdo por lo que el chico será "zurdo".

En cualquier caso, mucho depende de la herencia. De hecho, en la actualidad, existen estadísticas que afirman que, un 46% de los niños zurdos, proceden de familias en los que el padre y la madre son zurdos; la cifra se reduce al 14% cuando la madre es zurda y padre diestro; un 10% de los niños zurdos tiene padre zurdo y madre diestra mientras que sólo del 2 al 4% de los chicos zurdos proviene de familias con padre y madre diestros.

¿Cómo saber si mi hijo/a es zurdo? Saberlo es fácil

Comprobar que hemisferio domina en nuestros hijos es una tarea realmente sencilla. Simplemente, tendremos que hacer unas pequeñas pruebas en nuestra propia casa.Al realizar estas sencillas pruebas con nuestros hijos o, sencillamente observando a quienes nos rodean, podremos comprobar que, la mayoría de las personas son diestras, es decir, manejan mejor los miembros y órganos derechos.

Y aunque parezca mentira, también es fácil encontrar a ambidextros, es decir, chicos y chicas en los que no existe un predominio claro, por lo que usan indistintamente ambos lados.Algunos niños, por su lado, presentan lo que se ha dado en denominar lateralidad cruzada. Se trata de chicos y chicas en los que predomina un lado en el uso de las extremidades y el contrario en los órganos sensoriales. Este es el caso, por ejemplo, del niño que chuta el balón con el pie izquierdo y lo lanza con la mano derecha. Los zurdos reeducados son aquellos a los que se les ha obligado a usar la mano derecha.

Edad clave para saber si es zurdo

El dominio de un lado u otro del cerebro suele quedar completamente definido en torno a los seis años. A esta edad, la habilidad necesaria para aprender a escribir se ha estabiliza de tal forma que ya es posible afirmar con seguridad si un niño es predominantemente diestro o zurdo.

Una vez que el chico se decanta por una u otra mano es importante potenciar siempre el uso de la mano dominante. De lo contrario, sobre todo a la hora de aprender a escribir, pueden surgir problemas provocados, simplemente, por una mala lateralidad.

Los obstáculos de ser zurdo

Ser zurdo no es ninguna desventaja ni problema. Lo que ocurre, simplemente, es que el mundo se encuentra hecho a medida de los diestros para la consiguiente incomodidad de los zurdos (el uso de cubiertos, pomos de las puertas, ranuras para monedas...). Precisamente por ello, los niños zurdos se encuentran más expuestos a los problemas de aprendizaje que los chicos y chicas diestros de su misma edad.

Y es que, no hay mas que fijarse en cómo escriben para entender un poco mejor los obstáculos a los que se tienen que enfrentar a diario. Así, sin ir más lejos, los chicos zurdos suelen verse obligados a realizar una serie de movimientos un tanto incómodos a la hora de escribir. El objetivo: intentar ajustarse a la escritura normal de izquierda a derecha, ya que su tendencia natural en un plano horizontal es de derecha a izquierda.

Precisamente por ello, estos niños en vez de tirar del lápiz como hacen todos los diestros de su clase tienen que empujarlo constantemente. Además, también en la escuela, se enfrentan a un reto adicional: al no poder evitar tapar con su propia mano lo que están escribiendo carecen de cualquier tipo de visión sobre el cuaderno. Y es por eso, precisamente, por lo que sus trabajos suelen aparecer más emborronados de lo normal a estas edades.

Ayudas en la etapa escolar para los niños zurdos

Existen muchas formas de ayudar a los niños zurdos, sobre todo cuando comienzan su etapa escolar. Así, por ejemplo, para paliar esa "falta de visión" sobre lo que escriben se les puede animar a que escriban con la mano en forma de "gancho".

Esta sencilla técnica consiste en colocar la mano encima del papel y curvar el brazo para que el lápiz sea arrastrado al igual que lo hacen los diestros.

En el colegio, conviene que los niños zurdos se sienten a la izquierda de las mesas con el fin de que tengan más libertad de movimientos, tanto en clase como en el comedor escolar.

¿Cómo ayudar a los niños zurdos?

A los niños zurdos se les puede facilitar mucho el trabajo si en vez de comprarles cuadernos de espiral, nos decantamos siempre por blocs sin elementos que entorpezcan su correcta escritura.

Cuando nuestro hijo haga los deberes en casa debemos procurar que la luz le llegue siempre de frente o por el lado derecho.

No es raro encontrar a varios miembros de una misma familia que son zurdos. De hecho, para la mayoría de los expertos ser zurdo o diestro es una cuestión fundamentalmente genética.

En el mercado podemos encontrar multitud de objetos especialmente diseñados para los niños zurdos: ratones, tijeras... La mayoría de ellos no son imprescindibles, pero sí bastante útiles a la hora de hacer las tareas escolares.

Es importante que animemos a nuestro hijo a adoptar una actitud positiva ante su lateralidad. Aunque encuentre más dificultades a la hora de aprender a escribir no podemos permitir que tire la toalla por mucho que tenga que realizar un doble esfuerzo.

Ser zurdo es algo absolutamente normal. No forcemos a nuestros hijos a practicar con “la otra mano” pues, a la larga, lo único que podríamos conseguir es que los chicos terminasen teniendo problemas de ortografía y lectura.

Cada niño zurdo necesita una solución individual a sus problemas, precisamente porque cada chico posee sus propias dificultades y sistema motriz particular. Precisamente por ello, no debemos dudar en hablar con el profesor de nuestro hijo de vez en cuando para estar al día de los avances y pequeños problemas del niño.

Una etimología curiosa

Las palabras con las que nombramos a los objetos no son una casualidad, expresan una percepción. Por eso es interesante conocer, por ejemplo, el auténtico origen de la palabra “derecha”. Este término procede del latín rectus que significa recto, derecho, justo. La palabra “izquierda”, por su lado, procede del término latino sinistra que significa torpe, equivocado, poco adecuado, desafortunado

En inglés “left” significa débil o roto y “right” derecho, justo, recto. En alemán “licht” significa ligero, frágil. En castellano la palabra diestro es hábil.

De hecho, aún hoy existen algunas sociedad islámicas e hindúes, en las que si bien usar la mano izquierda para el aseo está bien visto, no ocurre lo mismo con otras actividades como comer o escribir.

En nuestro país, sin ir más lejos, no hace mucho que a los niños zurdos se les obligaba a utilizar la mano derecha con el fin de corregirles. Este tipo de actuaciones suelen provocar problemas de lectura, escritura e, incluso, dificultades en el habla.

Test de lateralidad

¿Cómo saber si nuestro hijo es zurdo? A parte de los múltiples test que suelen realizar la mayoría de los psicólogos, podemos recurrir a toda una bateria de pruebas caseras. Así, por ejemplo, podemos fijarnos con qué mano se cepillan los dientes nuestros hijos, con qué pie arrancan a andar o con qué pierna comienzan a subir las escaleras. Además, a nivel del rostro, podemos observar el ojo que queda abierto al mirar por un canuto o al apuntar; la oreja que se acerca para oír un reloj.

Respecto a los miembros superiores, pediremos a los chicos que corten con tijeras (siempre las utilizarán con la mano dominante) o, aún mejor, que aplaudan (la mano que de desplaza más, y que de hecho golpea, es la dominante).

Algunos zurdos famosos 

Harry Truman, Gerald Ford, George BushPablo Picaso, Leonardo da Vinci, Miguel ÁngelBeethoven y Schumann.Goethe, Nietzsche, AndersenPaul McCartney

Mercedes Tajada

Te puede interesar:

- ¿Zurdo o diestro? La respuesta ya se puede saber antes del parto

¿Cómo aprenden a escribir los niños zurdos?