Remedios caseros para combatir los piojos

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

La vuelta al cole está asociada con la aparición de los piojos en los niños. Es algo muy habitual y no debes alertarte. A día de hoy, existen numerosos tratamientos eficaces que te ayudaran a eliminar a los piojos, pero quizá sus componentes puedan irritar la piel del pequeño. Para evitarlo, te proponemos utilizar remedios caseros para ayudarte de forma natural a erradicar su aparición.

Picazón, irritación o infecciones cutáneas ocasionadas por rascarse, son algunos de los síntomas que podemos contraer cualquiera de nosotros. Los piojos son cada vez más resistentes a los pesticidas químicos, por lo que el uso de remedios naturales es una alternativa saludable a estos tratamientos.

Vinagre

Uno de los más conocidos y utilizados es el tratamiento con vinagre. Todas las familias tienen vinagre en casa, tan solo es necesario calentarlo, aplicarlo sobre el pelo del niño totalmente seco y taparlo con un gorro de plástico o una toalla para que se guarde el calor. Lo ideal es aplicarlo alrededor de 30 minutos o una hora, en los que iremos cepillando el pelo con un peine especial, una lendrera, para retirar las liendres. Posteriormente, aclararemos el pelo. Repetiremos el preceso unas dos veces por semana, hasta que desaparezcan las molestias por completo.

Eucalipto y limón

Con estos ingredientes elaboraremos una loción contra los piojos. Para confeccionarla debemos hervir un litro de agua con un poco de romero y unas tres o cuatro hojas de eucalipto. Una vez que empiece a hervir, añadiremos el zumo de limón. Esta loción debe aplicarse una media hora y durante este tiempo cepillar las zonas afectadas con el peine especial.

Aceite de oliva

Aplicar esta receta consiste en mezclar un litro de aceite de oliva con 20 gotas de aceite esencial de lavanda, 20 gotas de aceite esencial de geranio y dos ramitas de romero. La dejamos macerar durante ocho o diez horas y luego lo mezclamos con unos 50 centilitros de agua caliente. Inmediatamente, lo aplicamos en el cuero cabelludo del niño y lo dejamos actuar durante 30 minutos.

Aceites aromáticos

Muchos de estos aceites pueden ayudar a combatir con los pijos y la aparición de liendres, que terminan muriéndose ante estas fragancias: aceite de coco, jazmín, de anís, de geranio Son fáciles de encontrar y aplicar, y no supondrán un daño para el cuero cabelludo del niño.
El más eficaz contra los piojos es el aceite del árbol de té. Se recomienda añadir 3 o 4 gotas al champú para prevenir la infestación por piojos (pediculosis). Para tratarla, conviene eliminar las liendres con una lendrera sobre el cabello impregnado de aceite puro de árbol de té.    

Desinfectar la casa

Hasta un 80 por ciento de los pijos resisten los compuestos para su erradicación. Por tanto, el medio más natural y eficaz es desinfectar la ropa, sábanas, funda del sofá, tollas y cepillos. Para ello, sumergiremos las prendas de ropa en agua caliente, a unos 50 grados. En el caso de los peines o cepillos, el agua debe de estar hirviendo, y los dejaremos dentro durante uno 1 minuto.

Noelia de Santiago Monteserín

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.