El menú escolar perfecto, las recomendaciones del Ministerio

El perfecto menú escolar para los más pequeños.
ISTOCK

El menú escolar es un punto muy importante en el día a día de los más pequeños. A medio día las clases paran y los estudiantes almuerzan en el comedor del centro educativo. Un mínimo de cinco comidas a la semana que hacen 20 al mes. Unos buenos motivos para preocuparse qué ponen en la mesa los responsables de estos servicios.

Si bien no existe un menú estándar para todos los centros escolares, sí que encontramos unas recomendaciones del Ministerio de Sanidad con las que orientar a los colegios. Una buena idea para que los padres puedan preguntar si se están cumpliendo estos requisitos en los comedores y poder exigir los pertinentes cambios para asegurar una buena nutrición.

Requisitos nutricionales

Desde el Ministerio de Sanidad se indica que el primer punto a tener en cuenta a la hora de definir el menú del comedor escolar son los requisitos nutricionales:

- Aporte energético a las necesidades calóricas diarias. La comida del mediodía deberá aportar alrededor de un 35% de la energía total de las necesidades diarias.

- El perfil calórico debe calcularse teniendo en cuenta la ingesta de todo el día, por lo que se pueden permitir en el menú escolar pequeñas desviaciones, ya que éste representa sólo una comida.

- Perfil lipídico. En cuanto a la contribución de los distintos ácidos grasos (saturados, monoinsaturados y poliinsaturados) a la energía total, las grasas saturadas no deben aportar más del 10% de la energía total del menú.

- Adecuación según edad y sexo. Los menús tratarán de diseñarse teniendo en cuenta la cantidad de nutriente por unidad de energía, de forma que lo que aporten sea suficiente para hacer frente a las necesidades de minerales y vitaminas del estrato de edad y sexo con menor necesidad energética. Es fundamental asegurar el aporte de proteínas, calcio, hierro y vitamina A.

Estructura del menú ideal

Una vez que se sabe qué debe componer el menú de los más pequeños, hay que tener en cuenta la estructura del mismo:

- Primer plato: verduras y hortalizas, patatas, pasta, arroz, legumbres o maíz.

- Segundo plato: carne, pescado o huevos.

- Guarnición: patatas, pasta, arroz, legumbres, verduras y hortalizas.

- Postre: fruta.

- Complemento: lácteo.

Otras ideas que deben tenerse en cuenta son las siguientes:

- Los zumos de fruta o las frutas en almíbar no deben sustituir a las frutas enteras, que serán el postre habitual.

- Es importante tener en cuenta que el menú servido en los centros docentes debe ser único, sin posibilidad de elegir, salvo en los casos que esté justificado.

- El tamaño de las raciones servidas contemplará la edad y el sexo de la población a la que va dirigida.

Damián Montero

Te puede interesar:

Los beneficios del comedor escolar en niños

Alergia a los alimentos o intolerancia

- Las alergias alimentarias no se pueden prevenir

- Las claves de una dieta saludable

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.