Los niños desconocen de dónde vienen los alimentos que comen

Niña y verduras
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

¿Conocen tus hijos de dónde vienen los alimentos que toman cada día? Según una encuesta elaborada a niños del Reino Unido, los niños de este país tienen ideas "divertidas" sobre de dónde viene su comida: por ejemplo, uno de cada 20 piensa que el queso y las patatas vienen de los cerdos, y que las fresas crecen en el frigorífico.

Los resultados muestran un preocupante desconocimiento por parte de los niños del mundo que les rodea. Los investigadores, según explica el portal británico The Huffington Post,  entrevistaron a un total de 1.000 niños de entre cinco y 11 años, y descubrieron que los pequeños no tenían ni idea de dónde se produce la comida o cómo crecen las frutas y verduras.

El desconocimiento sobre la comida

Según esta interesante encuesta, los niños británicos desconocen muchos datos importantes sobre su entorno. Así por ejemplo, uno de cada tres (el 33%) no sabía que la carne porcina viene del cerdo, y uno de cada cinco (18%) no sabían que el cerdo es, a su vez, de donde viene el bacon.

Pero el desconocimiento no es sólo sobre el mundo animal: el 28% de los pequeños encuestados no sabía que las zanahorias crecen bajo tierra; es más, el 9% creían que nacían en arbustos.

¿Qué saben de los animales?

Tener experiencias directas con animales es también otra forma de crecimiento esencial en los pequeños. No nos referimos a las mascotas, sino a los animales de granja. En este aspecto, la encuesta revela que el 37% de los niños del Reino Unido jamás había escuchado balar a una oveja, y que el 34% no había oído mugir a una vaca de cerca, con cientos de niños que tan sólo lo han oído a través de la televisión o pantallas de ordenador.

La encuesta la ha desarrollado una organización de Reino Unido especializada en relacionar las granjas y el medio ambiente con el resto de la población con motivo del Domingo de las Granjas Abiertas, un evento vivido el pasado fin de semana en Inglaterra en el que las granjas del país se abren a los ciudadanos para que las visiten y aprendan de ellas mientras les hacen caer en la cuenta de la importancia de acercarse al mundo natural con más frecuencia.

Trasladando los resultados al plano nacional, es interesante plantearse cuánto saben nuestros hijos sobre los animales de granja y sobre los cultivos, información esencial que les hará valorar el medio ambiente y disfrutarlo más. En este aspecto, podéis plantearos la opción de hacer una excursión familiar a una granja escuela, por ejemplo, donde aprenderán todos estos datos mientras lo pasan en grande.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Enseñar a los niños a comer

- Las mascotas y los niños según su edad

- Claves para enseñarles a cuidar el planeta

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.