5 trucos para cocinar como tu madre

Cómo cocinar comida casera sin esfuerzo
ISTOCK

Cuando vivimos y trabajamos lejos de nuestro hogar o no podemos volver a casa para comer es cuando echamos de menos la comida de nuestra madre. Esos platos hechos con ingredientes naturales que tanto nos gustan podemos recuperarlos nosotros de una forma mucho más fácil de lo que parece, sin necesidad de pasar mucho tiempo en la cocina, aplicando estos trucos para cocinar como tu madre.

Comer fuera de casa es el pan de cada día para muchos españoles, ya que según los datos de las últimas encuestas, en España 6 de cada 10 personas declaran que comen fuera de casa actualmente. Eso no significa que la mayoria lo haga en establecimientos públicos como restaurantes y bares, ya que una gran mayoría come de tupper.

Por tanto, planificar los menús de toda la semana y tomar ejemplo de las buenas costumbres de nuestras madres para cocinar más sano y preparar y planificar las comidas familiares son ahora la mejor manera de mantener una alimentación equilibrada y, sobre todo, disfrutar de la cocina.

Cómo cocinar comida casera de la de antes sin esfuerzo

Amortiza tu tiempo en la cocina

Si no disponemos de tiempo para cocinar, el mejor truco para disfrutar de una alimentación equilibrada es ser eficientes preparando los menús semanales. En la planificación radica el éxito para que todos los días nos llevemos a la boca los alimentos necesarios para estar sanos y no repetir los mismos preparados.

Utiliza menaje práctico y moderno

Otro truco de mamá para ahorrar tiempo en la cocina es utilizar utensilios prácticos como la olla exprés, que permiten cocinar de manera sana y rápida.

Hoy además disponemos de robots, que nos ahorran mucho tiempo de preparación, hornos con termostato que evitan que tengamos que estar pendientes de la hora... que nos pueden ayudar mucho a cocinar de manera sana y eficaz.

Además, tener almacenada comida en casa para toda la semana, tanto en la nevera como en el congelador, evita además la tentación de comer fuera.

Conoce el valor de los productos frescos

El valor añadido de un plato elaborado tiene como base una materia prima de calidad. Las madres siempre han apostado por los productos frescos y de temporada comprando los productos frescos como las frutas y las verduras en mercados o mercadillos semanales. 

Camufla las verduras

Las verduras son muy importantes en la alimentación al ser una fuente rica en fibra, vitaminas y minerales y sin embargo, también son las más rechazadas por el paladar de los niños. Un buen truco de madre para evitar que los niños rechacen las verduras en el plato es camuflarlas. ¿Cómo? Las verduras se pueden encubrir haciendo cremas suaves con queso, dentro de croquetas, lasañas... o preparando una bechamel. Así conseguirás platos de verduras más apetitosos y difíciles de rechazar.

Apuesta por la sobremesa

A pesar de comer en la oficina, evita ingerir y salir corriendo. Una sobremesa de charla con los compañeros de trabajo tiene grandes beneficios y alimenta también emocionalmente una comida sana y satisfactoria. El valor de las comidas familiares que hemos compartido en casa con nuestros padres ahora puede trasladarse a la oficina junto al tupper y los compañeros de trabajo.

Paloma Medrano

Te puede interesar:

Comer en la oficina: tupper y dieta sana

- Cocina divertida: platos internacionales para preparar en familia

- Trucos para cocinar más sano

- Cinco consejos para ahorrar cocinando de forma sana

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.