Actualizado 10/08/2020 13:00 CET

Patinetes eléctricos, el transporte de moda

Antes de usar un patinete eléctrico, esto es lo que debes saber
Antes de usar un patinete eléctrico, esto es lo que debes saber - ISTOCK

El patinete eléctrico se ha convertido en el transporte de moda en muchas ciudades. Desde hace dos años su número no ha hecho más que crecer, y parece que no es una moda pasajera, si no que han llegado para quedarse, ya que se trata de un medio de transporte ecológico y ligero.

Según un estudio reciente de Puntronic, un 20 por ciento de los españoles ya han probado uno y de ellos un 85 por ciento lo seguirán utilizando y un 58 por ciento se están planteando comprarse uno. En el 2019 su venta ha aumentado un 500 por ciento con respecto al año anterior y han sido uno de los regalos estrella estas Navidades.

Razones del éxito de los patinetes eléctricos

Precio
El precio de los patinetes eléctricos, como pasa con todo, varía dependiendo del modelo y la marca que se elija, pero rondan entre los 250 y los 600 euros, un precio mucho menor a la mayoría de los transportes alternativos como son los coches, las motos, los segways o las bicicletas eléctricas.

Ahorro y autonomía
Una de las ventajas principales de los patinetes eléctricos es que no es necesario pagar estacionamientos o parkings, ni tener plaza de garaje en casa o en el trabajo y su mantenimiento es muy reducido. Su batería, que se carga como un móvil, en entre 4 y 6 horas, permite recorrer aproximadamente unos 25 kilómetros, lo que viene siendo unas dos horas y cuarto de uso continuo. Por lo que, si se recarga tres veces a la semana su coste sería de unos cinco euros al mes. Al igual que con el precio, la autonomía de las baterías depende de los modelos y de cómo está avanzando la tecnología, creándose cada vez modelos que duran más tiempo. Y si uno se queda sin batería ¡se carga en cualquier enchufe!

Transporte ecológico
Al ser eléctricos no producen ningún tipo de contaminación, por lo que son 100% sostenibles y ecológicos.

Peso y tamaño
Los patinetes suelen ser plegables y su peso oscila entre los 7 y los 15 kilogramos por lo que se pueden cargar con facilidad y guardar en prácticamente cualquier sitio tanto en casa, como en el trabajo al ocupar muy poco espacio.

Velocidad
Estos vehículos, aunque dependiendo del modelo, pueden llegar a alcanzar los 50 kilómetros por hora, lo normal es que tengan una velocidad de entre 10 y 30 kilómetros hora.

Tráfico
Los patinetes eléctricos son ideales cuando el tráfico es denso o en caso de atascos ya que pueden sortear los vehículos además de poder utilizar los carriles bici.

Comodidad
No solo la comodidad de ahorrarse los atascos, poder llevarlos a cualquier sitio, su autonomía o la facilidad para cargarlos, si no que además, se les puede incorporar una cesta donde llevar la compra, mochila o incluso el maletín del trabajo.

Divertido y para todas las edades
Hay que reconocer que montar en patinete a mucha gente le llevará a recordar sus tiempos de niñez y a divertirse y es que, aunque uno vaya a trabajar, hacerlo de esta manera hay que reconocer que es mucho más divertido, sobretodo si no te toca estar media hora atascado de mal humor. Por otro lado, es ideal tanto para niños como mayores por lo que se puede disfrutar de un día en patinete con los hijos, los padres o los abuelos.

Seguros
Aunque como en otros transportes como motos y bicicletas no hay un chasis que nos proteja y hay que extremar las precauciones cuando se usan, para empezar, utilizando siempre un casco, cada vez más lo nuevos modelos vienen con una serie de medidas de seguridad importantes, como iluminación, sistema de frenado delantero y trasero o neumáticos mucho más robustos.

La nueva normativa de patinetes eléctricos de la DGT

Tanto ha sido el crecimiento de este medio de transporte en los últimos meses que la DGT ha tenido que elaborar una instrucción a nivel nacional mientras se espera la aprobación de un Real Decreto sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Esto es lo que debemos saber en cuanto a las sanciones que nos esperan antes de montarnos en un patinete eléctrico:

1. Circular bajo los efectos del alcohol o de las drogas: entre 500 y 1.000 euros en función de la tasa de alcohol, o de 1.000 euros en caso de drogas. Además, en caso de dar positivo, el vehículo quedará inmovilizado.

2. Velocidad: el límite general de velocidad es de 30 km/h, aunque cada ciudad tiene su propia normativa. El importe de la sanción dependerá de según la velocidad a la que se circule, pero pueden llegar hasta los 500 euros.

3. Uso de casco: la DGT lo remite a la ordenanza municipal de cada ciudad o Comunidad Autónoma ya que, de momento, no hay una normativa nacional. En caso de que la ordenanza municipal si contemple multar por su no uso la sanción será de 200 euros.

4. Circular por aceras o zonas peatonales: la sanción será de 200 euros aunque podrá depender también de la ordenanza municipal.

5. Uso del teléfono móvil u otro sistema de comunicación: la multa será de 200 euros.

6. Circular más de una persona: la sanción será de 100 euros.

7. Uso de cascos o auriculares: 200 euros.

8. Circular por la noche sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes: 200 euros.

9. Patinetes que hayan sido modificados para alterar su velocidad o características técnicas: 500 euros.

10. Estacionamiento: cada ciudad tiene una normativa pero por norma general, se debe estacionar en los lugares reservados a motocicletas y bicicletas o en la acera siempre que se respete un mínimo de tres metros de distancia de seguridad. Son más habituales las sanciones por circular por las aceras que por mal aparcamiento pero ciudades como Madrid están empezando a sancionar con 30 euros.

11. Edad mínima: depende de la ciudad en la que circulemos, por lo que es importante informarse antes de cuál es la normativa municipal, aunque lo más habitual es que sea a partir de los 16 años como en Barcelona, Valencia, Bilbao, Alicante o Málaga. En otras ciudades como Madrid, Zaragoza, Sevilla, Palma de Mallorca o Murcia la edad mínima es de 15 años. Las multas oscilan entre los 30 y los 50 euros

Hay que destacar que si cualquiera de estas infracciones fueran cometidas por alguien que fuera menor de edad (18 años), serán sus padres o tutores legales los que responderán solidariamente de la infracción cometida por el menor y tendrán que hacerse cargo de la sanción.

Por último, a los patinetes eléctricos no se les exige una autorización administrativa para circular, ni para conducirlos, ni hace falta un seguro obligatorio. Por lo que, si cometemos alguna infracción, no se quitarán puntos.

Rosa Alsina, responsable de Puntronic.com

Te puede interesar:

- Guía práctica para circular en patinete eléctrico

- 10 frases para reflexionar con niños sobre el medio ambiente

- 6 consejos para enseñar Educación vial a los niños

- Rutas en bici por Madrid con niños