Las consecuencias del maltrato infantil

Maltrato infantil
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Una cuarta parte de los adultos de todo el mundo aseguran que sufrieron maltrato infantil. A esta estremecedora cifra se unen las fatales consecuencias de estas actuaciones en los niños mientras lo son y cuando se hacen mayores. Coincidiendo con el Día Mundial de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, recordamos estas consecuencias.

El maltrato infantil son toda clase de abusos y, también, desatenciones a los menores de edad, incluyendo tanto el maltrato físico como el psicológico, el abuso sexual, la desatención, negligencia y la explotación comercial o de otro tipo que puedan causar daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, tal y como explican desde la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Graves consecuencias del maltrato infantil

"El maltrato infantil es un problema mundial con graves consecuencias que pueden durar toda la vida", alertan desde esta organización, que añaden que el maltrato causa estrés y se asocia también a trastornos del desarrollo cerebral temprano. "Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario", avisan.

Por todo ello, los adultos que de pequeños sufrieron maltrato infantil tienen más riesgos de tener problemas de conducta, físicos y mentales como los siguientes:  

-Actos de violencia (siendo las víctimas pero también los perpetradores)

-Depresión

-Consumo de tabaco

-Obesidad

-Comportamientos sexuales de alto riesgo

-Embarazos no deseados

-Consumo indebido de alcohol y drogas

Pero no sólo eso: "a través de estas consecuencias en la conducta y la salud mental, el maltrato puede contribuir a las enfermedades del corazón, al cáncer, al suicidio y a las infecciones de transmisión sexual", lamentan.

A todo esto, además, se le suma el impacto económico de estas acciones: desde los costes de hospitalización hasta los tratamientos por motivos de salud mental, los servicios sociales para los niños o los costes sanitarios a largo plazo.

Los niños tienen una protección especial precisamente por ser seres indefensos. Por ello se ha estipulado que el 4 de junio sea el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, una fecha que tiene por objetivo "reconocer el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, mentales y emocionales", tal y como recuerdan desde las Naciones Unidas. Se quiere recordar la necesidad de proteger los derechos de los niños y, entre ellos, el de la integridad física y moral.

Si crees que un niño está siendo víctima de maltrato, no dudes en acudir a la policía, denunciando en la comisaría o llamando al 091 si el supuesto maltrato está ocurriendo justo en el momento. Hazlo aunque estés dudando: los agentes investigarán el caso en concreto y determinarán si, efectivamente, se trata de malos tratos. Tal vez estés salvando una vida y creando un adulto sano.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- El maltrato infantil empeora la salud en la madurez

- El bullying tiene peores consecuencias mentales que el maltrato

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.