La pérdida de audición en los niños

Foto:
HACER FAMILIA

Si tu bebé no reacciona ante el sonido del timbre o de alguien que lo llama desde otra habitación o desde su espalda, puede ser un signo de pérdida de audición. Los niños necesitan la audición para desarrollar el lenguaje y su capacidad de comunicación. Existen distintos tipos y grados de pérdida auditiva y en la mayoría de los casos puede tratarse.

Casi un 15 por ciento de las personas entre 6 y 19 años tienen una perdida auditiva temporal o permanente, que pueder ser causada por distintos motivos, desde enfermedades hasta por la sobreexposición al ruido.

Tipos de pérdida auditiva

- Perdida auditiva central: problemas con el procesamiento de la información en el cerebro.

- Perdida de la audición periférica. Se refiere a los problemas en la estructura auditiva. Puede ser de tres tipos: 

1. Por conducción, es la más frecuente en los niños y se presenta al bloquearse la transmisión del sonido a través del oído externo o medio; 

2. Neurosensorial, relacionada con la transmisión de información de sonido desde el interior del oído hasta el nervio que envía la información del sonido al cerebro. Puede presentarse durante el nacimiento o más tarde. Las causas suelen ser por la prolongada exposición a sonidos fuertes, infecciones, lesiones de la cabeza, medicamientos tóxicos o enfermedades hereditarias; 

3. Mixta, se caracteriza por la unión de las dos anteriorores. 

Signos de la pérdida auditiva en los niños

- Suele presentar infecciones de oído con frecuencia.

- Sueña despierto y rehuye de las situaciones sociales

- No se sobresalta con los ruidos fuertes.

- A los tres o cuatro meses de edad, no se gira para buscar la fuente de sonido.

- Al año de edad, no dice palabras sencillas como papá o mamá.

- Gira la cabeza cuando te ve pero no lo hace si lo llamas. Esto a veces se interpreta como falta de atención o como si el niño estuviera ignorando al padre, pero puede ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o completa.

- Parece escuchar algunos sonidos pero otros no.

- Tarda en aprender a hablar.

- No habla de forma clara.

- No hace lo que se le indica.

- Al ver la televisión, pone un volumen muy alto.

Causas de la pérdida de audición

Puede deberse a herencia de los padres, alguna infección contraída por la madre durante el embarazo o tratamientos médicos empleados en el bebé en algún periodo de máxima enfermedad. La pérdida auditiva puede ir acompañada de otros problemas de nacimiento: visuales, cardiacos, renales, etc. A menudo no se llegan a conocer las causas de la pérdida auditiva de un niño.

Cuándo se debe realizar la prueba de audición

La prueba inicial de audición sirve para determinar la posibilidad de que el niño pueda padecer una pérdida auditiva. La prueba es breve, fácil y no duele.

- En bebes, antes se les debe de realizar una prueba de la audición antes de que cumpla el primer mes. Es importante implantar controles a lo largo de los dos primeros años del niño, ya que pueden ser vitales a la hora de diagnosticar la pérdida de audición y de realizar una adaptación mediante prótesis cuanto antes. 

- En los niños, se les debe de examinar antes de entrar en la escuela os siempre que se sospechemos que pueda tener algún problema en la audición.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- Los niños sordos ya pueden disfrutar de la magia de la lectura

- La otitis infantil, el dolor de oídos

- Ejercicios para estimular el oído de tu bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.