Cómo evitar engordar y padecer molestias digestivas en Navidad

En Navidad engordamos 4 kilos de media
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Durante las celebraciones y fiestas navideñas se cometen más excesos de comida y bebida que el resto del año, según reconoce más de un tercio de la población en un estudio realizado por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito) y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca), en una encuesta a más de 2.400 españoles. De este tercio, un 13 por ciento sufre molestias digestivas asociadas a estos excesos.

Para evitar engordar y padecer molestias digestivas en Navidad, lo más recomendable es controlar las cantidades y el consumo de dulces y alcohol, beber mucha agua durante la comida y tomar preparados farmacéuticos de plantas medicinales como el cardo mariano o la alcachofa para depurar el organismo y eliminar toxinas, según manifiestan los expertos de Infito y la Sedca.

Cómo sustituir alimentos para evitar molestias digestivas en Navidad

El Departamento de Nutrición del Instituto Médico de la Obesidad (IMEO) ha elaborado un plan de intercambios saludables para evitar las molestias intestinales propias de los excesos navideños. Algunos consejos alimenticios para mitigar al ardor de estómago, la hinchazón, los gases o el malestar digestivo en Navidad son:

-   Antes de las comidas: consumir fruta y verdura por su aporte en fibra. Cuando se consumen antes de las comidas favorecen el proceso digestivo, disminuyen la absorción de grasas y previenen aumento del colesterol.
-    Aperitivos: sustituir los fritos, quesos y pastas para untar por fiambres magros (jamón, lacón o cecina), marisco y pescados.
-    Comidas: sustituir las proteínas grasas (cochinillo, cordero, cabrito, pato, salmón) por proteínas magras (ternera, pavo, pulpo, besugo o lubina).
-    Bebidas: el consumo moderado de vino tinto, rosado y cava en lugar de bebidas espirituosas de alta graduación.
-    Postre: sustituir los dulces elaborados a base de frutos secos, azúcares, grasas y harina refinada por flan de huevo, natillas o roscón sin relleno.

Una media de aumento de peso de hasta 4 kilos

Otro clásico de la Navidad son los "atracones" de comida que tienen varias consecuencias negativas para la salud ya que suponen un consumo de muchas calorías en un periodo corto de tiempo, aumentan la sensación de hinchazón y malestar generalizado que puede durar toda la noche y prolongarse durante el día siguiente.

Según un estudio llevado a cabo por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), los españoles engordan entre tres y cinco kilos en Navidad. El problema no es la celebración de los días navideños en sí, sino la tendencia de seguir comiendo igual en los días que rodean a los festivos.

Para evitarlo conviene plantearse objetivos reales, como mantenerse en el peso actual o intentar no coger más de un kilo, ya que para una persona que está en el límite, aumentar 5 kilos de peso en este mes pueden significar traspasar la barrera del sobrepeso a la obesidad y esto puede tener como consecuencia serios problemas para la salud.

El objetivo debe ser consumir un volumen adecuado de alimentos que nos aporten saciedad y un aporte adecuado de nutrientes disfrutando de las reuniones familiares y las comidas especiales, pero siempre buscando un equilibrio.

¿Qué debemos comer en Navidad?

1.   Primeros platos. Ricos en verduras, ya sean en forma de cremas, asadas o al vapor.
2.   Segundos platos. Carnes o pescados, pero en raciones más pequeñas.
3.   Postres y dulces. Establecer un límite, sobre todo a los niños, intentando buscar un punto medio y procurando controlar su ingesta entre horas, ya que un consumo excesivo puede hacer que luego no tengan hambre en las principales comidas del día.

Las personas con algunas como patologías como la diabetes, sobrepeso u obesidad, son las que tienen que tener más cuidado estos días e intentar controlar su peso y la ingesta de productos hipercalóricos.

Marisol Nuevo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.