Embarazos de riesgo por peso inadecuado

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

Llevar una dieta equilibrada y sana durante el embarazo es algo fundamental para el correcto desarrollo del mismo y para el crecimiento del feto. Las madres que no controlan su alimentación por no asesorarse por especialistas pueden llegar a sufrir obesidad o bien bajo peso durante el embarazo, que en cualquiera de los dos casos, tiene consecuencias nocivas tanto para la salud de la madre como para la del bebé.

La obesidad durante el embarazo y sus consecuencias

Las mujeres que son obesas tienen grandes riesgos de tener complicaciones durante el embarazo. Es muy importante, además de llevar una dieta adecuada, averiguar el índice de masa corporal antes de quedarse embarazada para poder ir controlando el aumento de peso.

Las consecuencias que la obesidad puede causar en la salud de la madre son muchas:

- Aborto espontaneo.

- Nacimiento sin vida del bebé.

- Hipertensión y preeclampsia.

- Diabetes gestacional.

- Complicaciones el parto o necesidad de cesárea.

Estudios han demostrado que las madres que son obesas pueden transmitir a sus bebés sobrepeso, además de otras complicaciones como defectos en el cerebro o en la médula espinal, ser obeso en la niñez o distrofia de hombros por ser un bebé muy grande en el momento del parto.

Para mejorar las probabilidades de tener un embarazo y un bebé sano es bueno hacerse un chequeo preconcepcional. Este chequeo médico se hace tres meses antes de quedar embarazada para corregir antes del embarazo cualquier disfunción.

Efectos del bajo peso durante el embarazo

El control del estado nutricional en el embarazo es un factor fundamental tanto para evitar sobrepeso como para evitar que el embarazo se desarrolle con bajo peso de la madre. Entre las causas de la insuficiente ganancia de peso destaca la pobreza, el embarazo en adolescentes, las dietsa restrictivas o los trastornos en la alimentación.

Las consecuencias negativas que un bajo peso puede dejar en el embarazo son:

- Partos prematuros.

- Bajo peso del neonato.

- Malformaciones.

- Problemas en el desarrollo.

-Trastornos de aprendizaje.

Por ello, los especialistas recomiendan que se realice un control prenatal y que se vigile el desarrollo del embarazo. Se estima que las mujeres ganen entre 13 y 18 hilos durante el embarazo. Así mismo, el plan de alimentación de las embarazadas que pueden presentar bajo peso tendrá que contener alimentos que aumenten la energía, a base de proteínas, calcio, hierro, zinc y ácido fólico.

Ana Vázquez Recio

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.