Todo sobre el parto prematuro

Prevención del parto prematuro
THINKSTOCK

El parto prematuro se produce cuando empiezas a sentir contracciones antes de la semana 37 del embarazo, y en caso de nacimiento, también se considera prematuro al bebé. La mayoría de las veces el parto prematuro es provocado, bien porque el médico decide inducir el parto o practicar una cesárea para evitar una futura complicación grave.  

Pero en muchas otras ocasiones, el parto antes de la semana 37 no está provocado sino que se debe a otros factores como los que te presentamos a continuación.

Causas del parto prematuro

1.  Una infección en el aparato genital provocada por enfermedades de transmisión sexual.

2.  Infecciones no uterinas como la infección del riñón, pulmonía o apendicitis o infección urinaria también aumentan el riesgo de partos prematuros.

3.  Desplazamiento prematuro de la placenta.

4.  Anomalías estructurales del útero o del cuello uterino.

5.  Nuevo embarazo en menos de 18 meses después de haber dado a luz. Esta causa es mucho más frecuentes en las mujeres afroamericanas, tal y como rebela un estudio realizado por Investigadores del Cincinnati Children Hospital Medical Center en Ohio. El parto prematuro por esta causa se debe a la merma nutricional que se tiene durante el embarazo anterior y que no se ha recuperado completamente para afrontar el siguiente.

6.  Cirugía abdominal durante el embarazo, por ejemplo extirpar el apéndice o un quiste en el ovario.

Artículo relacionado: 
- Bebés prematuros: en el limite de supervivencia

Efectos del parto prematuro en el bebé

El principal efecto de un parto prematuro es que él bebé nacerá sin haberse cumplido completamente su tiempo de maduración, por lo que  se incrementan así las probabilidades de que tenga más problemas de salud. Algunos tienen problemas para respirar, y en el peor de los casos se aumenta el riesgo de que sufran un derrame cerebral.

El sistema nervioso, el tracto intestinal y otros órganos pueden verse también afectados.  El nacimiento prematuro puede causar serios problemas de salud al bebé, o incluso su muerte, si ocurre muy temprano. Cuanto más maduro es el bebé en el momento del nacimiento, más probabilidades hay de que sobreviva y menos de que tenga problemas de salud.

Los bebés prematuros tienen más tendencia a coger infecciones y pueden tener dificultades para alimentarse así como padecer enfermedades crónicas, problemas de visión y audición  y problemas de desarrollo.

Consejos para evitar un parto prematuro

- Es aconsejable dejar un plazo de más de 18 meses para volver a dar a luz.
- Los embarazos de dos o más bebés tienen mayor riesgo de desembocar en un parto prematuro, por lo que cuida tu salud y los cuidados.
- Intenta no estar demasiado delgada antes de quedarte embarazada y obtener el peso adecuado durante el mismo con una alimentación y ejercicio adecuados.
- No fumes, no consumas drogas ni  bebas alcohol en exceso.
- Recibe la atención prenatal adecuada y visita al médico con frecuencia durante el embarazo.

Ana Vázquez Recio

Te puede interesar:

- La incubadora y el método canguro, vital para los bebés prematuros

- Los cuidados del bebé prematuro

- Prematuros, nacer antes de tiempo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.