La vacuna de la varicela sólo en hospitales

La nueva normativa para la vacuna de la varicela
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

La varicela es una enfermedad vírica infecciosa, muy frecuente en los niños pero que también pueden padecer los adultos, con mayores consecuencias negativas que en los menores. Sus principales síntomas son la fiebre  moderada y las erupciones características en la piel que provocan picor. 

La Asociación Española de Pediatría aconseja vacunar a los niños de varicela para evitar contraer esta enfermedad que se contagia por el aire o por el contacto directo.

Calendario de vacunación: la varicela

Las vacunas que se encuentran incluidas en el calendario de vacunación oficial son gratuitas, es decir, se financian por los fondos públicos. El principal problema se encuentra en que no existe un calendario de vacunación unificado para toda España, sino que son las comunidades autónomas las que establecen sus propios calendarios. En cuanto a la varicela, se incluye dentro de las vacunas recomendadas, que son distintas de las sistemáticas, es decir, las que deben administrarse a todos los niños y a los adolescentes, y de las destinadas a grupos de riesgo, las destinadas para niños que padecen algunas enfermedades o un riesgo especial.

La primera dosis de la vacuna de la varicela se debe administrar a los niños entre los 12 y los 15 meses de edad, y la segunda dosis entre los 2 y 3 años. Hay comercializadas en España dos tipos de vacunas contra la varicela: Varivax y Varilrix. Ambas pueden utilizarse a partir de los 12 meses de edad y administrarse el mismo día junto con otra vacuna. En el caso de que no sea así, habrá que esperar al menos un mes.

Posibles efectos adversos a la vacuna contra la varicela

Las reacciones son poco frecuentes y menos durante la segunda dosis, pero las más habituales son:

- Dolor, picor y enrojecimiento en el lugar de la inyección.
- Fiebre escasa entre 5 y 12 días después de recibirla.
- Sarpullido en la zona de la inyección entre 1 y 4 semanas después de la administración.

No se debe administrar la vacuna si hay riesgo de reacción alérgica grave, en situaciones de inmunodeficiencia y durante el embarazo.

Cambios en la regulación española de la vacuna de la varicela

El pasado miércoles 25 de junio el Ministerio de Sanidad, Salud Publica e Igualdad acordó con las Comunidades Autónomas que la vacuna de la varicela, que se conoce como Varivax, pase a ser de uso hospitalario. Esto se traduce en que aquellas Comunidades Autónomas que tenían hasta ahora autorizada su venta en farmacias, como en las de Navarra, Ceuta y Melilla, dejen de hacerlo. Esto se debe a que la Ministra de Sanidad, Mercedes Vinuesa ha afirmado que la cobertura de vacunación actualmente en España se halla entre el 50 y el 70 por ciento gracias a la libre venta, mientras que las autoridades internacionales establecen una cobertura de entre el 40 y el 80 por ciento. De no ser así, "se puede propiciar que la enfermedad se desplace a la población adulta, y la enfermedad es benigna en niños pero en adultos puede causar graves complicaciones" ha advertido la ministra.

A partir de ahora, serán las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas las que decidan en qué hospitales se administrará la vacuna. Esto ha sido duramente criticado por las autoridades de Navarra, Ceuta y Melilla, en las que estaba autorizada su venta en farmacias, pues consideran que aumentarán los casos de varicela y las hospitalizaciones. De hecho, estudios demuestran que en Navarra apenas se registran casos de varicela, y menos en adultos.

Ana Vázquez Recio

Te puede interesar:

- La vacuna de la varicela vuelve al Calendario Oficial

- Varicela, tratamiento para niños

- La vacuna de la varicela, sólo en hospitales

- Varicela, riesgos y complicaciones

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.