La otitis infantil, el dolor de oídos

Otitis, causas y tratamiento
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Los baños de verano elevan hasta un 50 por ciento los casos de otitis externa, una afección que puede prevenirse con el uso de tapones. Y es que en las épocas cálidas del año, debido al incremento del calor y la humedad son más frecuentes las otitis externas difusas que están favorecidas por los baños frecuentes.

Por el contrario, en invierno son más habituales las otitis medias que se producen como consecuencia de las infecciones víricas o bacterias que afectan las vías respiratorias como consecuencia de catarros y resfriados en los niños.

¿Qué es la otitis y cómo afecta a los niños?

La otitis es la infección e inflamación de los tejidos que componen el oído. En función de la zona del oído afectada, se denominarán Otitis externa u Otitis Media.

1. La otitis externa es la infección del pabellón auditivo y/o del conducto auditivo externo y, a su vez se dividen en otitis externa localizada, cuando sólo afecta a una pequeña parte del oído -generalmente un folículo piloso- y otitis externa difusa, que afecta a todo el conducto auditivo externo y pabellón auditivo.

2. La otitis media es la infección de la cavidad que existe tras la membrana timpánica, donde se localizan los huesecillos que trasmiten el sonido al oído interno y que comunica con la nariz a través de la trompa de Eustaquio para igualar la presión de aire de esta cavidad con la del aire del medio en el que estemos.

¿Cuáles son las causas de las otitis?

Las causas de las otitis van a variar en función de la región afectada:
1. En las otitis externas localizadas, la causa fundamental es el rascado de la entrada del conducto auditivo externo. De este modo se rompe la barrera defensiva de la piel y se introducen gérmenes de nuestro medio que afectan a esa piel o pelo donde nos hemos rascado.

2. Las otitis externas difusas son más frecuentes en épocas cálidas. En este tiempo se produce un incremento del calor y la humedad de la piel de esa zona, la piel se macera y esto facilita la acción de distintos gérmenes al desaparecer la barrera protectora de la piel. Estos mecanismos se ven incrementados en pacientes con sequedad de la piel (pacientes casi sin cera o con excesiva limpieza), en pacientes con baños frecuentes en aguas contaminadas y en pacientes con tapones de cera casi oclusivos, con los que queda retenida el agua dentro del oído.

3. Las Otitis Medias, por el contrario, son más frecuentes en otoño e invierno, épocas en las que son frecuentes los procesos de vías respiratorias superiores que van a favorecer la contaminación por bacterias y que van a producir una congestión del conducto de ventilación del oído (trompa de Eustaquio). Esto último va a permitir la retención de moco en el oído medio y que este se sobreinfecte por los distintos gérmenes provocando una Otitis media.
Aunque esto es más frecuente en niños y en época de frío, ocasionalmente en verano pueden producirse por los cambios bruscos de temperatura al entrar y salir de estancias ambientadas con aire acondicionado y en contraste con la temperatura del exterior.

¿Cómo tratar las otitis en los niños?

Como norma general, en todos los tipos de otitis se recomienda evitar la entrada de agua para no agravar el proceso.
El tratamiento variará de una otitis externa a una otitis media.
1. En las otitis externas, el tratamiento es tópico, con gotas o pomadas antibióticas y, ocasionalmente, si hay gran extensión de la infección, antibióticos orales. En este tipo de otitis se desaconseja el calor local que, por el contrario, puede favorecer la infección.

2. En las otitis medias, el tratamiento se realiza con antibióticos orales y medidas de descongestión de fosa nasal y de la trompa de Eustaquio. En este tipo de infección el calor local puede favorecer la apertura mínima del tímpano, iniciándose el drenaje espontáneo del material infectado ayudando en la resolución de la infección. Las gotas antibióticas estarán indicadas para evitar que ese material que drenan contaminen la piel del conducto auditivo externo.

¿Cómo prevenir las otitis en los niños o evitarlas?

Las otitis externas se pueden prevenir en pacientes que tengan una gran sequedad de la piel evitando su rascado y evitando la excesiva limpieza ya que un pequeño contenido de cera en el oído ayuda a mantener la barrera defensiva frente a los microorganismos.

Asimismo, en pacientes que formen tapones de cera muy oclusivos, se recomienda que acudan a un especialista para retirar el tapón antes de exponerse a los baños del verano y así evitar una posible retención de agua.

En relación a las otitis medias se aconseja que ante un proceso catarral de vías superiores que dure más de 5 días con mucha congestión nasal se visite al médico para que ponga el tratamiento adecuado que ayude a descongestionar la nariz y las trompas de Eustaquio. También se aconsejan lavados nasales y una correcta forma de sonarse la mucosidad nasal, sin el feo gesto de sorberla, que favorece la congestión del oído medio.

Dr. Carlos Martín Oviedo. Especialista en Otorrinolaringología del Hospital La Milagrosa

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.