10 consejos de seguridad infantil en piscinas

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

Las vacaciones de verano no son vacaciones si no hay una piscina o una playa en la que bañarse, pero esto puede convertirse también en un factor de riesgo, sobre todo para los niños. Los niños menores de 5 años son los más expuestos a sufrir un accidente fatal en las piscinas. Un segundo de distracción puede ser demasiado.

Los expertos aseguran que un pequeño puede ahogarse en menos de 3 minutos en tan sólo 20 centímetros de agua, sin que sus padres se percaten del accidente. Esto no significa que tengamos que sobreproteger a los niños y evitar que tengan contacto con el agua, pero en todo caso hay que ser precavidos, especialmente contra los ahogamientos. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de disfrutar de la piscina y no tener ningún susto? A continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar de tus hijos en piscinas y parques acuáticos.

Cómo vigilar a los niños en la piscina

1. Si no encuentras a tu hijo, búscalo primero en la piscina. Cada segundo es vital.

2. No te olvides nunca de ponerles a los más pequeños los manguitos (mejor que no sean hinchables) o el chaleco.

3. El adulto que vigila a los niños debe saber cómo actuar en caso de accidente: varios adultos pueden hacer turnos en la vigilancia de los niños, pero siempre debe haber uno a cargo como responsable.

4. Enseña a tus hijos a nadar cuanto antes, así conocerán sus posibilidades y limitaciones en el agua.

5. Aprende a practicar reanimación cardio-pulmonar. Esto puede cambiar radicalmente las consecuencias de un accidente.

6. Lleva siempre el teléfono al área de la piscina para poder usarlo sin perder de vista a los niños.

7. Cuando los juguetes de natación no se estén usando, sácalos de la piscina para evitar que los niños traten de alcanzarlos.

8. Mantén el agua de la piscina limpia durante todo el año, al final resulta más barato y así podrás ver claramente el fondo.

9. Instala una valla de seguridad que los niños y bebés no puedan abrir ni trepar o traspasar y no haya riesgo de que la puerta quede abierta de forma inadvertida.

10. Nunca, nunca dejes a los niños solos en la piscina o cerca de ella, ni por un momento.

Fuente: Babysecur

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.