Todo lo que necesitas saber sobre los pies planos en bebés y niños

Pies
Foto: THINKSTOCK 
correo

Al hablar de anomalías en los pies de los niños, la más frecuente es la de los pies planos, que se da cuando el pie pierde su curva central (el puente) y el talón queda inclinado en valgo, es decir, cae hacia su borde interior. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esto.

El porcentaje de niños con pie plano es del 42 por ciento en edades comprendidas entre los tres y los cinco años, aunque desciende hasta el seis por ciento en el caso de los adolescentes, según explican desde la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria (Aeped), que explican que los tejidos de los niños son más blandos y laxos, lo que hace que se puedan estirar más y que no puedan mantener la alineación normal de las articulaciones de los pies cuando se ponen de pie.

"Si existen antecedentes en los padres, es más habitual que los hijos lo tengan", comentan, al tiempo que indican que en la gran mayoría de los casos los pies planos no representan ningún problema y no necesitan tratamiento. Te respondemos a algunas dudas comunes al respecto con la información facilitada por la asociación.

¿Cuándo se debe consultar la aparición del pie plano?

Cuando los niños se ponen de pie no tienen arco plantar, sino que este se va formando poco a poco: en los primeros seis años de vida, e incluso hasta los 10. Por ello, no hay que agobiarse. "En los controles que se realizan en el centro de salud el pediatra revisa los pies y la forma de caminar de los niños", recuerdan estos expertos.

Aun así, si observas que tu hijo camina de forma que no parece normal y, sobre todo, si se queja de dolor de pies, es bueno que lo lleves al pediatra para que le haga las pruebas pertinentes.

El diagnóstico del pie plano

Para diagnosticar el pie plano suele ser suficiente con la historia clínica y la exploración. "El pediatra querrá saber si existe dolor y si se tiene dificultad para caminar o correr", comentan, poniendo énfasis en que el dolor es "lo más importante".

Identificar el pie plano suele ser sencillo, pues se observa en cuanto la planta el pie está en contacto con el suelo: no existe el arco que normalmente está en la parte de dentro del pie. Asimismo, también se suele revisar cómo están las zonas de apoyo de la planta del pie: "en pies con buen arco la piel que lo delimita, al no rozarse con el suelo, está pálida", comentan, mientras agregan que en los pies planos "esta zona sí roza el suelo y puede estar más enrojecida".

Otra posibilidad es que el niño tenga pie plano flexible, la forma más común. Esto se identifica si al ponerse de puntillas se observa que aparece un arco en la planta del pie que antes no existía.

Pies bebe

Tipos de pies planos

Pie plano flexible, comprobado tras los cambios en el talón y el arco plantar al ponerse de puntillas. Es muy común. Puede estar relacionado con la existencia de laxitud generalizada en los dedos de la mano y otras articulaciones. Hay que distinguir los pies planos que tienen un tendón de Aquiles corto, de aquellos que no lo tienen. En los primeros las molestias son más frecuentes y es necesario realizar fisioterapia de estiramiento.

Pie plano rígido, que no cambia al ponerse de puntillas. También se asocia con más frecuencia a dolor y limitación de la movilidad. A diferencia del pie plano flexible sin Aquiles corto, precisa tratamiento. La causa más común es la formación de puentes entre los huesos que hay en el talón, lo que impide que este se mueva con normalidad (coalición tarsal). Está presente en cerca del 3% de la población. En pocas ocasiones la causa del pie rígido es una enfermedad neurológica o una alteración congénita.

Cuándo ir al ortopeda infantil

Los pediatras aconsejan ir al ortopeda especializado en niños cuando existan síntomas como dolor, cojera, un tendón de Aquiles corto o cuando la deformidad sea rígida. "El ortopeda valorará la necesidad de radiografías, recoger la huella plantar y hacer un estudio de pisada", explican, algo que servirá para "delimitar la magnitud de la deformidad, localizarla y registrarla para un control".

El tratamiento del pie plano

Como hemos comentado antes, lo más frecuente es que no se necesite tratamiento, pues el pie progresa hasta los 10 años y la mayoría de los pies planos del adulto no presentan síntomas ni limitaciones en la vida diaria. El uso de un tipo de calzado adecuado y en algunos casos de plantillas adaptadas puede ser recomendable.

Ahora bien, si tu hijo tiene un tendón de Aquiles corto, algo que suele estar relacionado con los pies planos, sí que necesitará fisioterapia de estiramiento y un seguimiento. En el caso de tener pie plano se suelen prescribir unas plantillas blandas de descarga para corregir la posición del talón y levantar el arco plantar.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Estos son los tipos de calzado que pueden causar lesiones

- Anomalías en los pies de los niños

- Primeros pasos, los zapatos ideales para los niños

- Dudas frecuentes de los padres sobre los zapatos de los niños

<
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.