Consecuencias del elogio del esfuerzo de los niños
Suscríbete a nuestra revista

Consecuencias del elogio del esfuerzo de los niños

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

A medida que los niños van creciendo y se les va educando, van recibiendo tareas de mayor responsabilidad. Es importante que los niños reciban por parte de sus padres las felicitaciones por haber desempeñado correctamente esa tarea y por el esfuerzo que han empleado en ella. Cuando los niños ven elogiados sus esfuerzos, tienen una actitud más positiva ante los retos que se les irán presentando.

El elogio del esfuerzo hace que los niños sean más persistentes

Así lo ha demostrado un estudio realizado por las universidades de Chicago y Standford. Este estudio refleja la importancia de alabar el esfuerzo de los niños y no solo su personalidad. Si los padres alaban las actividades que hagan sus hijos durante los primeros años de edad, estos irán desarrollando la creencia de que la gente puede cambiar y que las tareas difíciles son oportunidades para crecer.

Hay que distinguir los efectos que producen en los niños alabar el esfuerzo o alabar la personalidad. Cuando se elogia el esfuerzo, los niños se vuelven más persistentes y exigentes para desarrollar actividades de forma adecuada, en cambio cuando es la personalidad la que recibe los elogios, es el efecto contrario, pues los niños pueden llegar a adquirir demasiada confianza en sus capacidades o talento natural y dar menos importancia al esfuerzo.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Para llegar a esta conclusión, el estudio se realizó observando a padres y a hijos de uno, dos y tres años. Cuando los volvieron a observar cinco años más tardes vieron que la inteligencia y la personalidad pueden ser desarrolladas en la medida en la que los padres reconozcan ciertos aspectos como el esfuerzo en sus hijos.

Los expertos de estos dos centros universitarios norteamericanos observaron también que existen diferencias entre ambos sexos: los chicos dieron a las alabanzas un significado mayor que las niñas, por lo que, pasados cinco años, éstos fueron más propensos a tener actitudes positivas ante los retos académicos.

Te puede interesar:

Educar en la cultura del esfuerzo

El valor del esfuerzo, cómo motivar a los niños

Videos Destacados

Trucos para que las TICs no nos roben tiempo

Cómo aprender a educar a los hijos: la conducta y el comportamiento

Juegos contra el miedo de los niños

Esta fábula infantil enseña a los más pequeños la importancia y el valor de la humildad
Con esta fábula, los niños aprenderán que lo importante es el esfuerzo y el resultado final, y no el tiempo dedicado a un trabajo.
© 2017 Hacer Familia. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies